Cómo realizar adecuadamente un programa de economía de fichas

programa de economía de fichas

La economía de fichas es un programa basado en el condicionamiento operante que exige un estricto control y acarrea ciertas dificultades en su puesta en marcha, pero, es de gran efectividad si se aplica adecuadamente. Permite instaurar conductas, alterar su frecuencia de aparición o eliminarlas.

Como elementos básicos de estos programas tenemos:

  • Fichas: Se trata de un reforzador generalizado de tipo material. Es conveniente que sean ligeras, atractivas y fácilmente manejables, de forma que, la persona pueda estar en contacto con ellas hasta que se cambien por los reforzadores de apoyo. Lo fundamental es que puedan canjearse por los reforzadores de apoyo y que sólo puedan ser entregadas y controladas por las personas implicadas en la aplicación del programa.
  • Reforzadores de apoyo: Hace referencia a los reforzadores que pueden cambiarse por las fichas, siendo conveniente que sean variados. La dificultad de elegir reforzadores efectivos se diluye, ya que, la persona puede escogerlo.
  • Conductas: Es importante especificarlas de forma precisa, señalándose las que son deseables y las que no.
  • Reglas: han de especificar qué conductas ganan fichas y cuántas fichas gana una conducta, qué conductas pierden fichas y cuántas pierde cada una (esta parte es opcional, se puede aplicar sin pérdida de fichas), por qué reforzadores se pueden cambiar las fichas y cuántas fichas cuesta cada reforzador.

La implantación del programa consta de tres fases:

1. Fase de muestreo o establecimiento de las fichas como reforzador generalizado: Se suele comenzar entregando al sujeto la ficha “gratuitamente” y con independencia de su conducta y luego se cambia por el reforzador elegido, de este modo, se aprecia el valor de la ficha y se va retirando la entrega gratuita.

2. Fase de establecimiento del programa: Se entregan las fichas de manera contingente a la conducta que se desea instaurar, incrementar o mantener. Es necesario establecer de forma precisa las conductas objetivo, los reforzadores finales, y el número de fichas necesario para su obtención.

Al principio se recomienda una entrega abundante de la ficha y de forma continua, el lugar de entrega debe ser dónde se produzca la conducta; luego, se señalará un lugar único, el momento de la entrega será lo más próximo a la emisión de la conducta y se va postergando paulatinamente.

Deben evitarse los reforzadores que puedan obtenerse fuera del sistema, además, conviene cambiar estos y su disponibilidad, para que la demanda se mantenga alta.

Puede interesar también el control de conductas desadaptativas, para lo cual se utiliza: a) coste de respuesta (de las fichas ganadas), b) tiempo fuera de la ganancia de la ficha y c) tiempo fuera de intercambio de fichas. Pero, se ha de evitar las deudas y los reforzadores a cuenta.

Conviene que no sea una sola persona la que entregue las fichas para que la persona no sepa con quién actuar de determinada manera.

3. Fase de desvanecimiento: Se pasa a contingencias del ambiente ordinario, es decir, poner las conductas bajo el control de las condiciones normales del sujeto. Se trata de retirar el programa puesto que se busca la motivación intrínseca. Se van retirando fichas a la vez que se van sustituyendo por reforzadores disponibles en el medio donde esa conducta debe mantenerse.

Es importante que durante el programa la entrega de fichas se acompañe de reconocimiento verbal para que éste se convierta en un reforzador generalizado. Puede establecerse primero una economía de fichas estricta, luego ir recompensando algunas conductas con fichas y otras no, así como entregar reforzadores sin conducta, y se pasa al tercer nivel en el que no se obtiene ficha por la conducta y la mayoría de reforzadores se pueden obtener sin ficha.

Se trata, en definitiva, de un programa complejo pero útil, especialmente utilizado en el campo de la psicología infantil, pero, también en ambientes como las prisiones u hospitales psiquiátricos.

Photo Credit: Niño con cara triste y sonriente via Shutterstock

The following two tabs change content below.
Mariva Psicólogos
Mariva Psicólogos somos un servicio joven y profesional de psicología formado por dos psicólogos terapeutas, Marta e Iván, con gran formación y experiencia así como una continua actualización para trabajar por tu salud emocional y bienestar.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *