¿Qué es la megalomanía?

megalomanía

A raíz de la irrupción en los medios de comunicación de Francisco Nicolás (también conocido como el pequeño Nicolás), ha saltado a la palestra la palabra “megalomanía”. Sin entrar a valorar en la falsedad o veracidad de lo que este chico cuenta, el forense que lo examinó llegó a la conclusión de que Francisco Nicolás sufre una “florida ideación delirante de tipo megalomaníaco”.

Ideas delirantes

Para que una idea se considere como delirante debe cumplir los siguientes requisitos:

  • ser una idea firmemente sostenida pero con fundamentos lógicos inadecuados.
  • ser incorregible con la experiencia o con la demostración de su imposibilidad.
  • ser inadecuada para el contexto cultural del sujeto que la sostiene.

Una vez que conocemos que estos son los 3 requisitos necesarios para que una idea se considere delirante, pasaremos a valorar el contenido de la idea siendo en este caso el tipo megalomaníaco.

Megalomanía

La palabra megalomanía deriva de dos raíces griegas que son “megas” (grande) y “manía” (obsesión). En este sentido podemos decir que la megalomanía es la obsesión por lo grande.

Según wikipedia: La megalomanía es un estado psicopatológico caracterizado por delirios de grandeza, poder, riqueza u omnipotencia. A menudo el término se asocia a una obsesión compulsiva por tener el control.

Una vez que hemos puesto sobre la mesa estos conceptos, lo que realmente me llama la atención es que en la entrevista a Francisco Nicolás el pasado sábado en “Un Tiempo Nuevo”, ninguno de los periodistas consiguió que un chico de 20 años con una ideación delirante cayera en ninguna contradicción durante toda la entrevista.

Ante esto sólo se me ocurren 2 opciones: que diga la verdad y por lo tanto el diagnóstico sea erróneo o que el diagnóstico sea acertado pero se necesiten periodistas más informados sobre el tema para hacerle caer en esas contradicciones.

Image Credit: Minuto Digital

The following two tabs change content below.
Isidro Migallón
Creador y Director de contenidos de Psicocode. Especialista en Marketing Online. Estudiante de Psicología por la UNED. E-mail: info@psicocode.com
Isidro Migallón

Últimos posts de Isidro Migallón (Ver todos)

Comentarios

  1. Ani dice

    ¿Hay una diferencia con las personas que creen ser Dios y que tiene comunicación permanente con ángeles y santos? Mi novio dice ser Dios con una misión como humano, pero su comportamiento en general es normal, por el contrario, trata de ocultar su “otra personalidad”. ¿corro peligro? yo ´se llevarlo bien y lo quiero. Es operativo, trabaja pero dice sufrir en ese rol que le ha tocado. Qué tan peligroso puede ser? es mejor que lo deje?

    • Vicente dice

      Tienes que ayudarlo en su misión, el no es megalomaniaco, simplemente esta seguro de cual es su papel. Sigue dándole tu amor y apoyo.

    • Mati dice

      Ani ,caí de casualidad por acá . Tu novio es un pelotudo. El no es Dios, fin de la historia. Quien crea eso tiene una tuerca fuera de lugar.
      Y Vicente te hace una evidente broma…”tienes que ayudarlo en su misión…” ???!!.

    • Crack of Doom dice

      Lo interesante de tu comentario es que tu novio “intenta ocultar su otra personalidad”. Si es así, ¿qué aspectos de su “verdadera” personalidad intenta ocultar? Si estas ideas solamente las dice y asegura que tiene comunicación con lo divino es una cuestión quizá de fe, pero, si con estas ideas intenta ser tratado de manera especial, le da credibilidad a otras esferas de su vida, intenta convencer de sus decisiones o da “mensajes” a personas allegadas de parte de lo divino para que hagan o no hagan tal o cual cosa… entonces sí, cuidado…

      Saludos

  2. Indira dice

    Lo cierto es que se tendrian que hacee mas evaluaciones para saber si megalomaniaco o no, de ser asi consodero como normal su total convencimiento de todo lo que haya hablado con los periodistas, debido a que aunque poseea ideas delirantes el se la cree el siente y piensa que todo es verdad.

  3. Celia dice

    Lo cierto es que no siento mucha admiración por los periodistas de Telecinco en general, pues los pocos debates que he visto, además de algunas noticias y entrevistas, en mi opinión, son dados al alarmismo y la demagogia. Más que en una entrevista seria y bien fundamentada, me parece que esta gente se sienta en ese plató como si estuviera en una reunión de “colegas”, y se me asemeja más a la prensa rosa.
    Dicho esto, a mí me suena más coherente la segunda sospecha, aunque no se puede descartar la manipulación de los de arriba a la sociedad, esa que formamos nosotros: los ciegos, sordos y mudos. De todas formas no podremos saberlo con la información que nos aportes estos medios de comunicación, tan dados a exponer lo que más conviene en el momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *