Psicoterapia Gestalt: Percibo, me Emociono, Siento, Vivo.

psicoterapia gestalt

Mis amigos tienen una duda: ¿qué es la Terapia Gestalt?

Han visto en mi tarjeta de presentación Psicoterapia Gestalt, en unas letras blancas y con un fondo verde menta, de ese que últimamente me gusta mucho, que me da calma y tranquilidad.

Se ve muy bonito y muy interesante, pero la mayoría de las personas no tiene claro en qué consiste llevar una terapia Gestalt. Cuando me pidieron explicársela, caí en cuenta que no estaban solos en esa confusión, yo los acompañaba, y que, incluso a mí, después de haberla estudiado durante 2 años, me parecía una gran incógnita describir en unas cuantas líneas qué es la Terapia Gestalt. De qué manera podía explicarles más allá de un tipo de terapia, un enfoque que se aplica no sólo en el ámbito terapéutico sino en la vida en general.

Es por eso que me encuentro sentada, frente a una computadora, con la luz neón de las lámparas de la oficina y la del sol del atardecer del otro lado. Escuchando el sonido que hacen mis dedos al escribir cada letra en el teclado, sintiendo el ligero peso de mi pierna derecha sobre mi pierna izquierda; haciendo una pausa, inclinando mi cara hacia la izquierda, viendo pasar a una compañera en frente y escuchando las voces de las personas que están a mi alrededor.. Intentando escribir estas líneas y describir, lo más detallado posible, lo que es la Gestalt.. Aunque querido lector, lo que acabas de leer…es la Gestalt.

La palabra Gestalt es de origen alemán, no tiene una traducción exacta al español, sin embargo, se acerca a la idea de totalidad, parte del principio el todo es más que la suma de sus partes. Es una visión integral del ser humano, lo ve dentro de un contexto y en relación, recordemos que somos seres sociales y que, de cualquier forma inevitable, en algún punto de nuestra vida, entraremos en una dinámica relacional con otro.. Finalmente, es en esta experiencia, donde se da el proceso de crecimiento.

La Terapia Gestalt es parte de la Psicología Humanista o conocida también como la Tercera Fuerza, -después del psicoanálisis y el conductismo-, la cual se centra en el desarrollo del potencial humano más que en su patología. Cree que todo ser humano tiende de manera innata a buscar la realización.

Influencias de la Psicoterapia Gestalt

Como toda corriente ideológica, la Gestalt tiene influencia de diferentes enfoques, los principales desde mi punto de vista es la filosofía existencial, la fenomenología y el budismo Zen.

La primera está encaminada en el análisis de las potencialidades que son inherentes a la persona; no se basa en observar al hombre, sino las condiciones en el que vive. La fenomenología se refiere a la descripción de lo obvio, lo que está pasando, dicho de otra manera, la experiencia inmediata.

En Terapia Gestalt trabajamos con las emociones y con las sensaciones, cuando el terapeuta refleja –o describe- al paciente , le ayuda a observar aspectos de su persona que tal vez no eran tan visibles para él. Las sensaciones que se viven están cargadas de emociones y sentimientos que al describirlos o ponerles un nombre, ayudan a abordar lo que se está viviendo en el momento de la terapia. Finalmente, el budismo Zen, el cual es una de las escuelas budistas, a través de la meditación busca alcanzar la sabiduría más allá de lo racional.

La Gestalt es un enfoque integrado por diferentes visiones, que enriquecen por una parte la percepción o el abordaje a nuestra propia realidad; y por la otra, el trabajo terapéutico, para ayudar al paciente a potencializar su ser a partir de sus recursos. Este enfoque tiene diversos conceptos y técnicas de intervención terapéutica, por este momento, voy a citar dos de ellos: el aquí y el ahora, y el darse cuenta.

¿Qué pasa en el aquí y el ahora?

La frase “Aquí y ahora” se ha usado últimamente con más frecuencia en el vocabulario terapéutico, y ésta es uno de los principios clave de la Gestalt: Vivir en el aquí y el ahora. ¡Me encanta ésta filosofía! Y es un fundamento valiosísimo que nos da este enfoque, sin embargo, a pesar de tener un trasfondo sumamente importante y profundo, suele ser complicado lograrlo y llevarlo a cabo.

aquí y ahora

Esto puede ser por la dificultad de romper la creencia de que no sólo está el presente, pues también hay un pasado que nos recuerda experiencias y un futuro que anhelamos alcanzar de la mejor manera posible. A pesar de que ambos tiempos están en algún lugar de nuestra mente –en forma de recuerdo y añoranza- la realidad es que el pasado sólo existe cuando alguno de sus elementos se manifiesta en nuestra realidad presente; mientras que para la Gestalt, el futuro es irreal, aún no llega. Es por ésta razón que sólo el presente, lo que estamos viviendo en este instante, mientras yo escribo éstas líneas y mientras tú las lees, es lo que realmente importa.

Me doy cuenta que…

Otro concepto importante, -y que también me parece maravilloso- es el awareness, o darse cuenta, el cual no es otra cosa que estar en contacto. Tiene una fuerte relación con el aquí y el ahora, porque no podremos contemplar la experiencia que vivimos en el hoy, si nuestra atención está enfocada en lo que hicimos ayer, o en el plan que tengo para el fin de semana. De ésta manera, toda la riqueza de lo que pasa en frente de nosotros en este momento, se pierde y por ende, no podemos establecer contacto alguno con nuestro ahora.

El awareness es estar en contacto de manera espontánea y genuina con lo que somos y sentimos, en el aquí y el ahora. Suena increíble ¿no? Sin embargo, una vez más, para llegar a ese contacto tenemos que entrenar nuestros sentidos y estar abiertos a la experiencia inmediata.

A veces ¡Qué verdadero trabajo es eso!, vivimos en un mundo que exige planeación, pensar a futuro; tener un plan de vida, saber qué quieres estudiar, si quieres casarte o no, cuántos hijos tendrás… En qué te gustaría trabajar y a qué edad comprarás tu casa. Siempre viendo hacia una realidad que todavía no está presente, y tampoco está en ahora. No estamos acostumbrados a disfrutar del momento en el que estamos.

Esto me recuerda a un artículo que leí hace unos días, la autora mencionaba una realidad utópica, compartiendo la idea de que siempre estamos deseando más, y más.. y más, incluso cuando alcanzamos una meta, querremos otra más. Y no digo que eso esté mal, ¡Por supuesto que no!, es algo admirable – y de coraje- tener deseos, expectativas y luchar por alcanzarlo; me parece un estilo de vida magnífico.

El problema creo que es tener la vista sólo hacia aquella dirección, esa en la que la atención sólo está en tiempo adelante, y lo que estamos haciendo ahora, todo el esfuerzo, trabajo, aciertos y errores que hacemos para llegar a aquel punto, no lo disfrutemos. Ahí es cuando creo que podemos poner aún más atención.

La idea no es hacer de éste artículo una clase de Terapia Gestalt, me basta con compartir la maravilla de este enfoque y manera de percibir y experimentar la vida. En medida en que estemos en el aquí y el ahora y tengamos la apertura de la experiencia, podremos entonces, descubrir nuestro potencial y reconocer la responsabilidad que tenemos que los diversos ciclos de experiencia que vivimos a lo largo de nuestra vida.

Photo Credit: Psicoterapia via Shutterstock

The following two tabs change content below.
Citlalli Degollado

Citlalli Degollado

Licenciada en Psicología, egresada de la Universidad Veracruzana. Estudié la Maestría en Psicoterapia Gestalt, en el Instituto Humanista de Psicoterapia Gestalt, de la Ciudad de México. Actualmente trabajo en una Fundación que brinda atención psicológica vía telefónica a nivel nacional y practico la consulta privada.
Citlalli Degollado

Últimos posts de Citlalli Degollado (Ver todos)

Comentarios

  1. Giseli dice

    Es increible como podemos tener la felicidad si tambien la disfrutara realmente porque me hiso reflexionar estoy feliz pero a la misma vez cuestionando si mañana tambien lo sere debo disfrutar y dejarme enganchar por el momento ..
    Me encanto este apartado

    • Citlalli DegolladoCitlalli Degollado dice

      Muchas gracias por tu comentario Giseli. Vivir en el aquí y en el ahora puede ayudarnos mucho a disfrutar lo que tenemos hoy. Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *