PSOE vs PP: Cuestión de Percepción

Los elementos que forman cualquier tipo de representación gráfica deben de tener coherencia interna en sus escalas, sobre todo cuando nos los muestran juntos.

Desde que éramos pequeños nos han enseñado que si 1 mide X, entonces 2 medirá 2X. Estamos condicionados a percibir cualquier tipo de gráfico siguiendo esta premisa tan obvia y cuando nos engañan en nuestras narices no somos capaces de captar el truco.

El gráfico que mostró anoche el candidato del Partido Socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, es un claro ejemplo de lo que estoy hablando. La columna que representa las pensiones mínimas de 1996 mide 78 mm y representa 378€. Sin embargo la diferencia entre las columnas de 2004 y 2011 es de 74 mm. para representar 250€. Si se hubiera utilizado la misma escala, la diferencia entre 2004 y 2011 debería ser de 51,5 mm. aproximadamente. Nunca de 74 mm. Esos 22,5 mm. “de regalo” nos hacen percibir la gestión del PSOE literalmente como más grande y más voluminosa. En definitiva: mejor.

Por si fuera poco,  la columna del 2011 está coronada por 3 líneas gráficas (euros de diferencia, euros totales y logotipos). Sin embargo la columna de 2004 sólo está coronada por 2 líneas gráficas (euros de diferencia y euros totales). Este truco guarda una gran relación con el principio de igualdad o equivalencia que explica la Psicología de la Gestalt:

“Cuando concurren varios elementos de diferentes clases, hay una tendencia a constituir grupos con los que son iguales. Si las desigualdades están basadas en el color, el efecto es más sorprendente que en la forma. Abundando en las desigualdades, si se potencian las formas iguales, con un color común, se establecen condicionantes potenciadores, para el fenómeno agrupador de la percepción.”

El color rojo común a los elementos nos lleva a percibir la columna y el resto de elementos gráficos como un TODO. Como consecuencia la columna roja aún parece mucho mayor que las otras dos.

El análisis de la imagen lo he hecho de manera un poco burda con Photoshop. Es posible que sobre o falte algún milímetro. Pero ni siquiera es necesario llegar a tanto. Unos pocos segundos de atención son suficientes para poder captar la incongruencia. Antes de que nadie me tache de afinidad a un partido u otro, diré que me resulta indiferente que el gráfico represente las pensiones mínimas o las audiencias de Barrio Sésamo. Si el otro candidato hubiera mostrado un gráfico “tuneado” (que seguro que los tiene) también lo habría sometido a análisis.

Personalmente pienso que tenemos una tendencia innata a otorgar credibilidad a cualquier persona que nos muestre un gráfico. Y los líderes políticos, sean del partido que sean, son conscientes de ello. Los gráficos no representan la auténtica realidad. Los gráficos únicamente representan la realidad que su creador quiere que percibas. Acostúmbrate a cuestionarlo absolutamente todo si quieres llegar a tener más conciencia del mundo en el que vives. Si nos mienten tan descaradamente con algo tan obvio, me pregunto qué nos ocultarán de puertas hacia dentro.

Y por último: ¿es que en el 96 no gobernaba nadie? ¿Porqué la columna es gris? Quizá no quedaría bien una columnita socialista de 378€. Que alguien me diga ahora que todo esto es fruto de la casualidad.

The following two tabs change content below.
Isidro Migallón
Creador y Director de contenidos de Psicocode. Especialista en Marketing Online. Estudiante de Psicología por la UNED. E-mail: info@psicocode.com

Comentarios

  1. dice

    http://partitpopularatzeneta.blogspot.com.es/2013/10/psoe-vs-pp-cuestion-de-percepcion.html

    He publicado este articulo citandote en un blog local del Partido Popular. Espero que no te moleste y encuentres adecuado la forma en la que te cito. SI quieres que modifique algo me lo dices. En ese blog que administro me he marcado una linea de formación de cargos electos que tiene que ver con la psicología. Me parece que me conocerás de la UNED. Seguimos en contacto.

  2. jose luis dice

    En la trama de vender; al igual que supermercado; realzan lo positivo y esconden lo “menos” positivo e incluso, negativo. Pero lástima; que tengamos que comparar la acción de quien se supone vigila nuestros intereses, y en definitiva nuestras vidas y su confort; con las acciones que realizan los supermercados… : somos productos con los que trafican.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *