Los 6 errores que cometen las personas celosas

celos

Seguimos analizando el problema de los celos. Este es el tercer artículo, el primero lo puedes encontrar aquí y el segundo aquí (es recomendable leerlos antes ya que los artículos están diseñados como una serie).

En este artículo vamos a ver lo que NO hay que hacer ante un problema de celos.

Ante un ataque de celos lo más normal es tomar malas decisiones así que el primer paso para superar los celos será evitar los errores más comunes. Estos errores son:

1. No aceptar la situación

Los humanos tenemos una mentalidad preparada para no aceptar situaciones negativas. Todos nos consideramos especiales ante determinadas desgracias ajenas, siempre pensamos que vamos a ser los últimos en perder el trabajo o en tener un accidente.

En un barrio conflictivo todos los vecinos saben que puede haber robos pero pocos se imaginan como víctimas. Pensamos que el robo siempre le sucederá al vecino.

Hay un instinto natural a no reconocer una situación que nos daña, a pesar de que este instinto nos permite mantener una resistencia psicológica ante las desgracias ajenas. Ante los celos será necesario reconocer la situación y aceptarla para después conseguir cambiarla.

2. No cambiar la situación

Nunca se puede ser conformista, mucho menos en una relación. Si los celos llegan a ser patológicos se debe cambiar y mejorar la situación con el fin de superar este problema.

3. No buscar ayuda

Todo el mundo se considera especial ante las desgracias. Todo el mundo considera que su problema es demasiado especial o que tiene algún matiz que hace que esa situación sea más difícil de resolver que las desgracias de los demás. Pero sobretodo si la comunicación con tu pareja no funciona es recomendable acudir a un especialista para tratar el problema de los celos.

4. Absorber a tu pareja

La persona celosa tendrá especial vigilancia a su pareja. A mayor celos mayor atención. Si los celos llegan a ser patológicos esta atención puede convertirse en peligrosa llegando incluso a absorber a tu pareja. Este es un error muy común. Si tienes un ataque de celos no debes agobiar a tu pareja. Debes recuperar la confianza perdida en tu relación y en ti mismo. Recuerda que los celos patológicos están causados por tu propia predisposición a sentirlos.

Un especialista es la persona mas objetiva que te puede ayudar y que cuenta con experiencia en casos similares al tuyo.

5. Acelerar los acontecimientos

Mucha gente piensa que la solución a los celos se puede conseguir de manera rápida y fácil. Por desgracia esto no es así, ya que para acabar con la predisposición que provocan los celos se necesita tiempo y paciencia.

Precipitar los acontecimientos puede ser un paso atrás para encontrar la solución de los celos o puede precipitar el fin de la relación.

6. Buscar señales de infidelidades

A pesar de que existan señales que puedan denotar infidelidades, debes tener mucha, mucha precaución a la hora de catalogar dichas señales. Debes tener en cuenta que son muy difíciles de reconocer y pueden depender de varios matices como son el contexto, la temperatura o la posición corporal.

También debes tener en cuenta que si eres celoso no verás las señales de forma objetiva, especialmente si los celos son patológicos.

Vamos a analizar un ejemplo para que se vea mas claro:

Una chica le pregunta a su novio si le ha sido infiel. El novio lo niega rotundamente de una forma muy seca, muy directa y después traga saliva mientras la mira a los ojos fijamente.

En la respuesta del chico podemos ver dos señales. La primera de ellas es su forma seca y rotunda de responder mientras la mira a los ojos (esto denota nerviosismo). La segunda es el hecho de tragar saliva (también denota nerviosismo). La combinación de ambas señales puede llevarnos a pensar que el chico ha sido infiel.

Ahora imaginemos que el chico no ha sido infiel y tan sólo está preocupado por su respuesta porque sabe que su novia sí que es celosa. En este caso las señales de nerviosismo también aparecerán, de igual modo que si el novio realmente hubiera cometido una infidelidad

Las señales que pueden indicar infidelidades son tremendamente relativas, complicadas y sobretodo perjudiciales para la relación por lo que es muy recomendable NO analizar el lenguaje corporal ante un ataque de celos, no solo por lo que hemos explicado sino también porque buscar estas señales va a aumentar nuestra predisposición hacía los celos.

¿Y tú cometiste alguno de estos errores?

Photo Credit: Celos via Shutterstock

The following two tabs change content below.
Daniel Cuervo
http://blogger-psicodelia.blogspot.com.es/
Daniel Cuervo

Últimos posts de Daniel Cuervo (Ver todos)

Comentarios

  1. Magdalena dice

    Hola, me gustaría saber si usted tiene consulta en Málaga o como podríamos ponernos en contacto. Gracias, un saludo!!!

  2. Lmm dice

    Yo no me considero una persona celosa hasta que empiezo a ver cosas que no me cuadran… Asi me pasó con mi pareja, todo iba bien hasta que un dia me dejó su mvl y vi unos mensajes tonteando con una chica… entonces si me puse celosa. Luego vino el encontrarme ropa suya en la cama de la compañera de piso… y cuando se lo dije lo negó, me dió tres versiones diferentes de porque la ropa estaba alli, me puse celosa, escondia el mvl, etc… eran imaginaciones mias hasta que dejamos la relacion y ahora esta con ella. Resultó que era todo verdad, y me estuvo mintiendo (y de echo sigue negandomelo él, pero no ella). Dos años de engaño y mentira…

  3. Javier dice

    pase de ser celoso a ser celado, ahora veo la moneda por las 2 caras, al menos yo puedo decir que controlar tus celos es mas facil que hacer entrar en razon a una persona con ese problema de verdad es muy dificil hacer que confie en ti la pareja, te hace sentir y actuar de varias formas que ni tu te reconoces :/

  4. José Miguel Paños Gracia dice

    Nunca he entendido los celos. Ni los he sentido, ni los soporto. Dicen que el que no tiene celos es que no ama de verdad. Me parece una forma de justificar algo demasiado destructivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *