Cómo afrontar un incendio en el hogar y recuperarse

incendio en el hogar

Un incendio de gran fuerza y dimensión puede provocar muy graves consecuencias, tanto psicológicas como materiales, a aquellos que lo sufran o al inmueble al que afecte. Para protegernos de las posibles secuelas que puedan afectarnos es importante que tengamos un buen seguro incendio hogar, además de estar preparados para una ocasión como ésta, si no se desea que acabe en desastre. Por tanto, es imprescindible seguir ciertas normas de seguridad para que el proceso de recuperación sea más rápido y menos estresante.

En caso de que nos encontremos en riesgo por un incendio a la vista debemos asegurarnos de no hacer muchos esfuerzos seguidos para evitar el agotamiento, por lo que es recomendable mantener la calma y establecer las prioridades de actuación. Primero, se debe avisar a los bomberos tan pronto como se detecte el fuego y, si es posible, salir tan rápido como se pueda de la vivienda o del edificio, sin preocuparnos por rescatar ninguna pertenencia, independientemente de su valor.

En caso de que no veamos factible dicha opción, es importante asegurarse de no tener heridas y, si esto es así, se puede proceder a ayudar a los demás. Si hay personas que hayan sufrido daños graves no se les debe mover, excepto cuando éstas estén en peligro. Si se procede a mover a alguien que se encuentra inconsciente, se debe hacer estabilizando primero su cuello y espalda. Si hay niños, no se les podrá dejar solos en ningún instante, puesto que son más vulnerables y tienen menos conocimientos de los procesos de actuación.

Sin embargo, aunque todo salga bien, es muy probable que las personas que sobrevivan a estas circunstancias tengan consecuencias traumáticas como la irritabilidad, ansiedad, nervios o depresión. También pueden surgir consecuencias físicas como las estéticas, los latidos cardiacos más veloces o la sudoración. En estos casos es importante tener descanso suficiente, hacer ejercicio, beber agua limpia y comer bien, aunque los patrones de sueño y alimentación también pueden verse afectados. Si se considera necesario, también se puede acudir a un centro médico para solicitar ayuda a profesional especializado.

Para restablecer el bienestar emocional y recuperar su vida anterior, los afectados deben sentirse apoyados por su familia y amigos más cercanos, así como por los testigos de la tragedia, si es que los hay. Es recomendable también establecer una serie de rutinas y horarios regulares para las actividades diarias para evitar el estrés, o recuperar aquellas que se tenían antes del incendio.

Por su parte, los efectos colaterales que un incidente de este tipo puede provocar a la vivienda suelen cubrirse gracias al seguro de hogar. Para ello, la póliza contratada debe prevenir estas circunstancias, incluyendo la cobertura por daños de fuego. Es importante fijarse en este punto a la hora de contratar un seguro ya que los efectos de un incendio pueden ser devastadores. Algunas compañías cubren los daños materiales ocasionados en caso de incendio, explosión, implosión o exposición al humo. Asimismo, incluyen los gastos que se produzcan por salvamento, desescombro, demolición y extinción del fuego.

The following two tabs change content below.
Psicocode
Psicocode es un blog especializado en Psicología y Desarrollo Personal formado por más de 100 profesionales. Escribe a info@psicocode.com si quieres formar parte de nuestro equipo.
No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *