Por qué hablar sobre tus Fantasías Sexuales con tu Pareja

fantasías sexuales

El sexo también forma parte de la comunicación en la pareja. Al igual que las palabras, las miradas o las sonrisas, forma parte de su lenguaje más íntimo, de la expresión del amor y la complicidad. Y, como en todos los ámbitos de la relación, conviene no dejar de probar cosas nuevas, sin miedo a utilizar juguetes sexuales como los que se pueden encontrar en Mundoerotico.es o intentando nuevas posturas que maximicen el placer de ambos para huir de la tediosa rutina que, a veces, persigue hasta alcanzar a numerosas parejas.

Si queremos, podemos concebir la vida como un gran queso o tarta en la que cada una de sus porciones está ocupada por un aspecto: trabajo y carrera profesional, vida sentimental, relaciones sociales, relaciones familiares y vida personal. Normalmente, dependiendo de en qué fase nos encontremos, la porción de la tarta será más o menos grande. Por ejemplo, las relaciones familiares tomarán un peso relevante con el nacimiento de un bebé o el trabajo cuando se está buscando un ascenso.

Las porciones de esta enorme tarta en la que se clasifican nuestras necesidades y ámbitos de nuestra vida, se dividen, a su vez, en pequeñas raciones también. Encontrar el equilibrio y poder cubrir cada una de ellas nos proporciona una gran serenidad y nos garantiza una relación sana en y con todos los frentes de los que formamos parte.

Así, el pedazo de la tarta que ocupa la vida sentimental está formado por muchos trocitos que están interrelacionados con los demás, en una especie de “Yo soy yo y mis circunstancias” que decía Ortega y Gasset, porque no podemos entender nada como aislado en una relación de pareja, máxime cuando se trata de relaciones humanas.

La sexualidad juega un papel protagonista. Es transversal, implica deseo, implica complicidad, amor, pasión y, también, sexo. Y de la mano de la sexualidad, la comunicación. Hay muchos tabús aún en nuestra sociedad sobre el sexo, ya que forma parte de la vida íntima de las personas y todavía es un tema de conversación con el que nos sentimos incómodos. Pero, ¿también en la pareja existe ese tabú? ¿Por qué no hablarlo? Al fin y al cabo, es algo que está ahí, que se practica y que no deja de marcar un aspecto importante en las relaciones sentimentales. Quizá, si preguntamos, nos demos cuenta de que no se menciona demasiado.

Vamos más allá, ¿por qué no hablar también de las fantasías sexuales que cada uno tiene? No hacerlo es casi como no querer compartir algo en el que puede participar el otro y, además, a veces, hasta poder cumplirlo, siempre dentro de un orden, claramente.

Tener sexo en un lugar público, en el baño de un avión, hacer un trío, hacerlo sobre la mesa de la oficina tirando todos los papeles  y carpetas…son algunas de las fantasías más comunes que existen y, a partir de ahí, todas las variedades posibles e inimaginables. Compartir estos sueños sexuales que antes estaban sólo en nuestra imaginación, hacen aumentar el deseo de ambos, nos enriquecen y nos ayudan a mantener vivo el erotismo en la pareja, dando a la espalda a cualquier rutina que quiera inmiscuirse en la relación.

The following two tabs change content below.
Psicocode
Psicocode es un blog especializado en Psicología y Desarrollo Personal formado por más de 100 profesionales. Escribe a info@psicocode.com si quieres formar parte de nuestro equipo.
Psicocode

Últimos posts de Psicocode (Ver todos)

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *