Comentarios

  1. dice

    Excelente artículo… se da el caso de que hace falta un cambio de mentalidad para asumir que la terapia y la voluntad de las personas por crecer y por solucionar problemas de toda índole, es algo normal y necesario. Ésto es algo en lo que algunos paises nos llevan mucha ventaja, como en EEUU, dónde lo más normal del mundo es tener un terapéuta o alguien que nos acompaña durante años incluso, ayudándonos a superar muchas dificultades en la búsqueda de nuestro crecimiento personal.

  2. dice

    Gracias Manuel por tu artículo. Creo que podemos aprovechar la oportunidad de conocer las opiniones de quienes se niegan a ir al psicólogo. Existen mitos, miedos y prejuicios que a muchas personas les impiden acudir en busca de ayuda. Otras, tal vez, con todo su derecho eligen por otras alternativas. De todas maneras, es un tema para seguir profundizando. Por si es de interés, aporto un artículo escrito hace un tiempo sobre el tema:
    https://mariaclararuiz.com/2013/06/25/ir-al-psicologo/

  3. M. Carmen dice

    ¿Y cómo se convence de que debería ir al psicólogo a alguien que se niega radicalmente, porque niega estar enferma como contraposición a la “normalidad”? Una brillante estudiante de psicología que no cree en la psicología, que a sus veinte años ya carga con todos los males y las desgracias de este planeta, sin ganas de vivir, ni ilusión por el futuro. Y no hay argumentos que la convenzan ni palabras que la consuelen. Hoy una clase de fisiología, repleta de imágenes de animales utilizados en la experimentacion la ha hecho llorar amargamente durante horas.

  4. dice

    Si será importante el cuidado de nuestra mente, dado que lo que ocurre en ella tiene un correlato en lo físico y viceversa. Cada vez más se toman los aspectos emocionales a la hora de evaluar un estado de salud. Recordemos que el estrés crónico debilita el sistema inmune y esto ya dice bastante.
    Muy buen artículo

  5. dice

    Muy interesante. Ojalá el mensaje de este post llegue a muchas personas. Sí me he encontrado en muchas ocasiones con gente que dice para qué, no necesito ir a terapia… Por suerte, también son muchas las personas que comprenden el valor de hacer terapia en determinadas situaciones y circunstancias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *