La pérdida de audición afecta a la salud psicológica y social

pérdida audición
Un exhaustivo estudio ha puesto de relieve que existe una clara relación entre la pérdida de audición y el sentimiento de soledad, angustia, depresión, ansiedad y somatización. Esto afecta mucho más profundamente a los jóvenes que a las personas mayores.

Los jóvenes con pérdida de audición son más propensos a sufrir un deterioro en su salud psicosocial que los discapacitados auditivos más mayores, según determina el llamado test nacional de audición realizado en Holanda entre 1.511 personas de 18 a 70 años.

Los encuestados respondieron a una serie de preguntas en el test del habla con ruido online en relación con su audición y su propia percepción de las funciones psicosociales.

 El Estudio

De los 1.511 encuestados, 546 eran hombres y 965 mujeres, con un total de 355 usuarios de audífono

Se agrupó a los participantes por edades de 18 a 29 años, de 30 a 39, etc.

El test indicaba que el grupo de los jóvenes experimentaba una clara relación entre el deterioro auditivo y el aumento de la sensación de soledad.

En el grupo de 30 a 39 años, el énfasis recaía en la angustia y la somatización.

Entre las personas de 40 a 49 años se hablaba principalmente de angustia, autosuficiencia, depresión y ansiedad

Entre las personas de 50 a 59 años la somatización era la característica principal.

Por otro lado, no había ninguna característica específica en el grupo de edad de 60 a 70 años.

A mayor pérdida de audición peor salud

En todos los grupos de edad, cuanto mayor era la pérdida de audición peor era el estado de salud general.

Por ejemplo, el riesgo de padecer una depresión grave aumentaba un cinco por ciento por cada decibelio de pérdida auditiva de la persona.

Del mismo modo, la probabilidad de somatización y angustia aumentaba en un dos por ciento por cada decibelio de pérdida de audición.

El sentimiento de soledad solía aumentar en un siete por ciento por cada decibelio de pérdida auditiva.

Los jóvenes los más afectados

Los estados de angustia leve se consideran una parte normal de la vida y no afectan al funcionamiento social normal.

Sin embargo, un nivel de angustia elevado con síntomas de preocupación, irritabilidad, tensión, baja concentración e insomnio puede obligar a una persona a abandonar y renunciar a los principales roles sociales, en particular, al laboral.

Por tanto, el impacto de la discapacidad auditiva en adultos menores de 70 años puede llegar a ser mucho mayor que entre los ancianos.

No se encontraron diferencias significativas entre las respuestas de los hombres y de las mujeres en cada grupo de edad.

Fuentes: Ear and Hearing 2009, 30, 302-312, Lippincott Williams & Wilkins

Photo Credit: Pérdida de audición via Shutterstock

The following two tabs change content below.
Psicocode
Psicocode es un blog especializado en Psicología y Desarrollo Personal formado por más de 100 profesionales. Escribe a info@psicocode.com si quieres formar parte de nuestro equipo.
Psicocode

Últimos posts de Psicocode (Ver todos)

Comentarios

  1. Syl dice

    Es verdad, afecta mucho. Aunque lleves audífono, éste nunca suplirá al oído natural. Tienen que hablarte de frente, despacito, en sitios tranquilos… ¡demasiada exigencia! Pero si estás con varias personas en un sitio ruidoso, se olvidan de tu necesidad y tú no te enteras de nada. Una discapacidad viene sin manual de instrucciones. Yo soy hipoacúsica y mi solución de momento es evitar situaciones en las que sé que no voy a disfrutar o me voy a sentir marginada, pero al mismo tiempo tengo la sensación de que eso impide que desarrolle todo mi potencial en el ámbito de las relaciones. ¿Pero qué voy a hacer? ¡No tengo el manual!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *