La foto de un bebé te ayuda a recuperar tu cartera

foto bebé

¿Sabías que si pierdes la cartera tendrás más posibilidades de recuperarla si guardas la foto de un bebé sonriente dentro?

El psicólogo Richard Wiseman puso a prueba a los habitantes de Edimburgo mediante un curioso experimento que consistía en dejar carteras abandonadas en distintos puntos de la ciudad. El objetivo era descubrir cuántas de estas carteras eran devueltas directamente a sus dueños ficticios sin pasar por la policia.

Antes de hacer el reparto, las carteras fueron divididas en distintos grupos según el tipo de fotos personales (ficticias) que llevaran dentro. Los grupos de carteras quedaron de la siguiente forma:

Grupo 1: Carteras con fotos de mascotas.

Grupo 2: Carteras con fotos de parejas de ancianos.

Grupo 3: Carteras con fotos de bebés.

Grupo 4: Grupo de control. Las carteras de este grupo llevaban material neutro (recibos, tarjetas, etc) sin ninguna foto personal.

Todas las carteras contaban con algún tipo de documento (DNI o carnet de conducir) con la dirección del dueño. De esta manera la persona que encontraba la cartera podía enviarla personalmente a su domicilio en lugar de dejarla en la comisaría de policia más cercana. Esto fue precisamente lo que quisieron descubrir los investigadores.

Analizaron cuántas de estas carteras eran enviadas directamente al domicilio  del dueño (por correo o en persona) sin pasar por la policia.

Resultados

Los resultados no dieron lugar a dudas. El 90% de las carteras que guardaban fotos de bebés sonrientes fueron devueltas directamente a los domicilios de sus propietarios.

Las siguientes de la lista fueron las carteras con fotos de animales con un 53% de devoluciones.

La pareja de ancianos se quedó en un 30%.

El grupo de control (tarjetas sin fotos personales) se redujo a un 14% de devoluciones.

Conclusiones

En palabras de Richard Wiseman, “la cara de un bebé sonriente despierta inmediatamente en nosotros sentimientos de ternura y protección.  Estos sentimientos nos llevan a querer ayudar lo antes posible a la persona encargada de su bienestar.”

Personalmente considero que para dar unos resultados más generales deberían hacer estudios transculturales similares. La forma de devolver las pertenencias personales (si es que llegan a devolverse) puede estar muy influenciada por la cultura de cada país. Este estudio fue realizado en Edimburgo (Escocia).

Yo tuve la suerte de vivir en esta ciudad y en la puerta de mi casa en plena calle dormían cada noche 2 Porches (ninguno era mío). Durante todo el año que estuve allí no les ocurrió nada. Me pregunto cuánto tiempo habrían durado en España.

De todas maneras, ante la duda no perdemos nada por poner la foto de un bebé en la cartera. No hace falta que sea ficticio, seguro que todos tenemos algún bebé en nuestro círculo cercano.

Fuente: Gimundo

Photo Credit: Fotos Bebé via Shutterstock

The following two tabs change content below.
Isidro Migallón
Creador y Director de contenidos de Psicocode. Especialista en Marketing Online. Estudiante de Psicología por la UNED. E-mail: info@psicocode.com

Comentarios

  1. dice

    Muy buena nota. Sería interesante replicar la experiencia en otros países. Vivo en Chile y creo que, dependiendo de la ciudad, los resultados serían bastante diferentes. Soy estudiante de psicología y tal vez en algún momento realice el experimento en mi país. Saludos! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *