El peligro de whatsapp y la psicología de los grupos

whatsapp

El año pasado estudié la asignatura Psicología de los Grupos. A grandes rasgos esta asignatura explica que cualquier grupo está sujeto a una serie de fases o estadios similares a las del desarrollo de los seres humanos. Es decir, los grupos nacen, se desarrollan y finalmente mueren (o vuelven a renacer cambiando algún aspecto del grupo original).

Algunas experiencias personales recientes me han llevado a preguntarme si el uso de whatsapp está contribuyendo a acelerar el proceso natural de disolución de un grupo. Me explico. Cuando existe algún tipo de disconformidad en los grupos de carne y hueso (por diferenciarlos de alguna manera de los grupos de whatsapp) suelen formarse subgrupos de personas que comparten opiniones diferentes al resto.

Es posible que pase algo de tiempo hasta que el resto de los integrantes del grupo se percate de esta división de opiniones (si es que llegan a enterarse) y decidan tomar partido en un sentido u otro. Sin embargo, en los grupos de whatsapp cualquier integrante puede plasmar su opinión (o desacuerdo) de manera directa obligando al resto de integrantes a tomar partido de forma inmediata.

Y el problema no sólo queda aquí. Si ocurre algún tipo de disputa personal o salida de tono entre dos integrantes, se entera el resto de miembros. Una discusión que podría quedar resuelta en la privacidad tiende a magnificarse al ser conscientes ambas partes de que todo el mundo se está enterando de su pelea y ambos quieren salir ganadores.

Y una vez más, las disputas públicas entre dos miembros ayudan a la formación de subgrupos al tomar partido por una de las dos partes. La formación de subgrupos con opiniones diferentes son el paso previo a la disolución del grupo.

Me he encontrado con este tipo de experiencias en grupos de whatsapp formados con un objetivo concreto, por ejemplo en los grupos laborales o deportivos. Normalmente se trata de grupos en los que hay que tomar algún tipo de decisión. Son grupos que se han formado con un objetivo superior a la mera comunicación (por amistad si es que existe) entre sus integrantes.

Dicho objetivo puede ser la realización de una práctica deportiva común o fomentar las relaciones empresariales entre sus miembros (son ejemplos personales, seguro que tú formas parte de grupos con objetivos distintos).

Es menos común que este tipo de situaciones problemáticas ocurran en grupos cuya única finalidad es mantener el contacto y la comunicación entre sus miembros como son los grupos de amigos.

Si a todo lo anterior le sumamos el hecho de que en whatsapp es difícil captar las bromas y las ironías (no todo el mundo utiliza los emoticonos) el problema se acentúa.

¿Qué podemos hacer para evitar este tipo de problemas?

1. Dejar claro el objetivo del grupo desde el principio. La razón por la cual ha sido creado el grupo debe de ser comunicada de forma clara desde el mismo momento de su creación.

2. Restringir el acceso a nuevos miembros. Los nuevos miembros deben estar avalados de alguna manera por alguno de los integrantes del grupo. Sin este pequeño filtrado previo es muy fácil que se nos cuele algún elemento “incendiario”.

3. Comunicar el objetivo del grupo a los nuevos miembros en privado y de manera previa a entrar en el grupo. No todo el mundo tiene un grupo de amigos alternativo en el cual compartir memes de Julio Iglesias (y derivados) y cometen el error de compartir estos contenidos en los grupos equivocados.

4. Usar el sentido común. Si usamos el sentido común podemos ser flexibles en cualquiera de los puntos anteriores. Que un grupo tenga sus objetivos perfectamente delimitados no impide que existan pequeños momentos de diversión en los cuales compartir cierto tipo de contenidos. Esto ayuda a relajar el ambiente y además da cohesión al grupo.

Todo esto han sido una serie de reflexiones en voz alta sobre los grupos en whatsapp. Ahora me encantaría saber si tú también has tenido alguna experiencia similar (buena o mala) con los grupos de whatsapp. Puedes dejar tu comentario a continuación.

The following two tabs change content below.
Isidro Migallón
Creador y Director de contenidos de Psicocode. Especialista en Marketing Online. Estudiante de Psicología por la UNED. E-mail: info@psicocode.com
Isidro Migallón

Últimos posts de Isidro Migallón (Ver todos)

Comentarios

  1. dice

    Soy una persona emprendedora, me gustan los retos, ya que pienso que estos fortalecen la forma en la que nos dirigimos en el día a día. Gusto del estudio, soy autodidacta por naturaleza; pongo especial atención en detalles. Hago amigos fácilmente y no se me cierran las puertas ante una dificultad. Obsesivo con el orden y limpieza, altamente disciplinado ya que pienso que dichas cualidades forman la base del buen desempeño de cualquier actividad.

  2. Gaby Rojas dice

    Yo he tenido mas experiencias malas en los grupos de whatsapp. Creo que en la actualidad le hacen mas caso al que no toma las cosas con seriedad. Un buen saludo o charla toma muy poco interés. Las Cosas y pleitos son mas grandes, puesto que los ve todo el grupo y empiezan los malos comentarios. Hoy aprendí con este articulo que la vida de cada uno de nosotros esta mas expuesta al 100 % con estas actividades. Y Apoyo el buen uso de Grupos Sociales. Creo que tenemos que tener conciencia y como dicen hablar mas cara a cara puesto que le puede dar la interpretación adecuada. Agradezco este espacio. Yo creo que es mas Negativo que positivo el resultado. Aveces no podemos evitar estar en grupos, pero si podemos respetar a los demás tal cual como si los tuviéramos enfrente.

  3. estefania dice

    “el sentido común es el sentido menos común de todos” jaja. yo creo q ese es el principal problema. he tenido grupos y divisiones y fui yo la que me fui porque justamente intentaba clarificar y recordar cual era el objetivo del grupo, cuando se devia de eso suele ser para problemas. se deberia ser más justo con eso y consciente cuando uno es parte de un grupo, siempre los une algo y en general es para gestionar cosas de ese “algo”. sentí que rompian las reglas y yo no tenia porque aguantar charlas de otros temas, propagandas politicas .. si una parte no lo hace porque la otra si y tiene que tolerarlo?!

  4. Francisco dice

    Un saludo a todos. Desde la psicología de los grupos hay algunos que diríamos que el “grupo” de wat no es un grupo. Ya que una de las características es de que debe existir una relación cara a cara y no hay una interacción constante. Sin embargo me parece un buen tema de actualidad ante la tecnología.

  5. Mony dice

    Es interesante el tema, yo he participado de grupos con muy buenas y malas experiencias, sobretodo en el colegio de mi hijo. Sería muy bueno que se dieran algunas charlas a los padres antes de crear grupos de wasap

  6. Olga dice

    Yo tambien estudié la asignatura Psicologia de los grupos y me parece muy interesante esta idea del Whatsapp.yo no utilizo los grupos para conversar ni siquiera en familia porque le doy mucha importancia a la individualizacion, pero conozco gente q se siente ofendida cuando no los invitan a grupos de Wharsapp aunque no se lleve bien con la mitad del grupo.

  7. ana dice

    Actualmente participó en 5 grupos de whatsapp y vivido la experiencia de división de grupo por malos entendidos. Aunque esto no sólo pasa sólo en grupos de whatsapp sino a nivel de cualquier grupo ya sea social, familiar y de trabajo. Me encantaría ver un artículo en como manejar este tipo de situaciones para evitar o por lo menos mí niños azar la división del grupo. Se que mencionaste algunas y de veras me parecieron fantasticas pero seria genial tener mas información relacionado al tema.

  8. João Silva dice

    Tenho 40 Grupos de WhasApp. Sempre analiso as diferenças e as opiniões das pessoas, comportamento deles na conversa privada e em grupo. Nos subgrupos existe um fluxo mais assertivo de dialogo como o tema proposto, o que fortalece os subgrupos são os grupos.
    Sempre alguns lideram os assuntos a serem discutidos. Boas experiencias que tive são as de aprender com opiniões diferentes, até aí nenhuma novidade. Mas o interessante é observar o que acontece quando um Grupo se funde com outro grupo paralelo que já existia e seus costumes e opiniões

  9. Tomás dice

    Interesante artículo en el que se refleja la soledad de la sociedad actual, me gustaría puntualizar que el hecho de pertenecer a un grupo virtual de wassap, o de facebook, en la gran mayoría de los casos desde mi experiencia personal con estos grupos es para no sentirse solo, en pocos casos se llega a una óptima integración, no hay propuestas efectivas por miedo o porque los miembros no se conocen personalmente, raramente se implican en el objetivo del grupo, tomar una caña, jugar al padel…. y las intervenciones se limitan a mandar fotos o chistes que te hacen sentir una falsa sensación de compañía o proximidad.
    En definitiva, no hay afinidad ni empatía, sólo interés estictamente personal, consecuentemente se procede a formación de nuevos subgrupos y vuelta a empezar.

  10. Raquel dice

    He sentido reflejado totalmente en su articulo, un problema q yo tuve. Teníamos un grupo de whattsapp entre compañeras,y una de ellas q es muy ordinaria me puso una parrafada bastante hostil y entre la ira q senti y la necesidad de salir airosa y no dejarla q delante de todos se quedara encima; salimos como el rosario de la Aurora. Gracias por sus artículos me hacen mucho bien.

  11. Antonia Mª García Trujillo dice

    Buenos días, soy Graduada en Educación Social y Mediadora Familiar. Me gusta tu reflexión y la comparto. En los comienzos del whatsapp, nadie era consciente de que podría tener consecuencias negativas, creo que por el simple echo de ser “gratis”, que por cierto es otro concepto equivocado, no es gratis, pero eso es otra historia….Hoy en día, empiezan a salir a la luz dificultades en el seno familiar, debido al mal uso de este app y no sólo entre adolescentes, sino entre parejas, sobre todo por el uso excesivo de tiempo, pero también por utilizarlo para descalificaciones entre compañeros/as y amigos/as, o por comenzar contactos con personas inapropiadas. En mi opinión, esto no es más que la punta del iceberg y el mayor problema está en el desequilibrio en el uso y conocimiento entre las distintas generaciones, la pérdida de contacto cara a cara, la apertura a conflictos entre más personas que las que deberían estar implicadas y varias cosas más. Estoy convencida de que en pocos años, empezarán las campañas de sensibilización para un uso adecuado, pero antes ya lo habrán padecido muchos adolescentes y muchas familias…………Se trata de prevenir, no de curar, pero la apuesta en educación en valores, parece un lujo, difícil de financiar por innecesaria. Sin duda el día de mañana tendrá un coste mayor emocional y económico, como ha ocurrido con otras evidencias, por eso estos artículos ayudan al menos a crear un espacio de reflexión para cualquier ciudadano, padre-madre, educador/a, etc, que se pare a leerlo. Enhorabuena……………….

  12. Concepción Rodríguez Cajal dice

    La modernidad de las comunicaciones ha hecho que los grupos se formen inmediatamente y se agregan a los grupos personas que apenas si conoces, por eso es que cuando se reúnen personalmente la afinidad es poca, y se van saliendo poco a poco o los eliminan sin consentimiento. Es una pena que no se vea la diversidad de un grupo, solo se ve la afinidad. Excelente información, saludos.

  13. Fredy Muñoz dice

    Muy buen punto. Felicitaciones.
    Le informo que la adicción por este servicio, medio, red social, etc……..Ha causado muchos problemas a nivel familiar, social, de comunicación y apreciación por el ser humano.
    Triste es saber que muchas personas prefieren estar con la cabeza hacia abajo y los ojos fijos en una pantalla, que mirarte y compartir tus bellas ideas y ver el brillo de tus ojos.
    Sólo puedo compartir la frase de Albert Einstein: “No pretendamos que las cosas cambien si seguimos haciendo lo mismo”. FM:.

    • andres dice

      Alguien decia que dentro de un grupo se habia encontrado varios niveles. el primer nivel es el grupo original, el segundo nivel, el subgrupo o subgrupos creados por una discusion o forma de pensar diferente. el tercer nivel, ..asi sucesivamente. decirmque habia encontrado hasta 4 niveles. yo creo que el numero de niveles es directamente proporcional a lo barriobajero que es el grupo. lo que hace falta es tener clase y ni aceptar nunca escribir en niveles inferiores, manteniendose en primer nivel. Efectivamente esto rompe el grupo. Las personas que hacen esto son personas que socialmente no han evolucionado. que utilizan esto para descalificar y lo que nomsaben es que se auto dscalifican ellas mismas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *