Ejercicio sencillo para descubrir quién eres

descubrir quien eres

Yo soy…. prueba a terminar esta frase, ¿A que no puedes? ¿Complicado verdad? 

Con este sencillo ejercicio compuesto por una serie de preguntas lograrás obtener más claridad para descubrir quién eres.

Cuantas veces habré oído esa pequeña frase, tan llena de contenido y que yo misma no sé responder, cuando me pongo a contestarla, suele pasar lo siquiente:

Empiezo, con total seguridad, diciendo algo cómo: “ Yo soy trabajadora y… al segundo, empiezan a aparecer los matices, bueno soy trabajadora casi siempre, aunque a veces me cuesta mucho hacer las cosas, sobre todo las que tienen que ver con…, bueno a veces tampoco, solo cuando….” Y ya la he liado, empiezo a dar más vueltas que una tonta en una feria, sin llegar a ninguna conclusión, solo una maraña de incoherencias que están muy lejos de una definición clara, precisa y coherente sobre mi misma.

A mí se me antoja, que es una pregunta de gran complejidad, la verdad es que tengo serias dudas de que exista una respuesta, clara, precisa y coherente.

Pero como los profesionales insisten, que es de suma importancia que me conozca a mí misma, que sepa quién soy, busco la respuesta, empiezo a dar vueltas y mas vueltas, reflexiono, pienso, recapacito,….investigo para completar mi frase de: yo soy…

Pero no sé como llegar …

Pongamos orden, veamos cómo llegar a algunas respuestas de forma ordenada.

Para empezar reflexion sobre…

Es curioso que cuando conozco a alguien “muy poquito”, suelo ser capaz de describirlo de forma bastante precisa, cual lienzo en blanco, doy unas pinceladas, y genero un boceto bastante aproximado, claro y preciso. Algo que se va diluyendo y difuminando a medida que voy conociéndolo más, y es entonces cuando paso a ver sus incoherencias, sus matices, que no hacen sino que enriquecer el sencillo y nítido boceto inicial y a su vez restar claridad, dado que lo que hago es añadir un montón de claroscuros.

Y no digamos lo que ocurre, cuando a quien tengo que describir es a mí misma, es entonces cuando el boceto se convierte en un autorretrato con un cúmulo de pinceladas por aquí y pinceladas por allá… y es que querer ver mi imagen con la nariz pegada en el cuadro, a tan corta distancia es muy difícil, y lo que suele pasar es que no veo “na de na”.

A todo esto, añado, otro elemento que lo complica: el cambio constante al que me somete mi vida, yo no soy hoy la misma de hace diez años y con toda probabilidad, espero, no tener nada que ver con la persona que seré dentro de otros diez.

Aún teniendo en cuenta estas primeras reflexiones, puedo concretar y pintar mi IMAGEN, manos a la obra.

Pintando mi autorretrato: Yo Soy

Material Necesario

  1. Pinceles, un lienzo, óleo, acuarelas…materiales de buena calidad y adecuados para alcanzar tus objetivos… PREGUNTAS PODEROSAS.
  1. Verlo con cierta distancia, es decir contemplar mi cuadro a la distancia adecuada. PREGUNTAR A LOS DEMAS.
  1. Aprender a aceptar críticas. Dar las GRACIAS de verdad.
  1. Con toda esa información REFLEXIONARÉ Y
  1. MAS PREGUNTAS PODEROSAS dirigidas a MÍ misma

Ejercicio 1: PREGUNTAS PODEROSAS A LOS DEMÁS.  

  1. Escojo a personas de mí confianza que me conozcan muy bien: un mínimo de cinco, un máximo de nueve.
  2. Les pido que me escriban con total sinceridad cinco de mis debilidades y cinco de mis fortalezas.
  3. Deben desarrollarlas, con una extensión de al menos cinco renglones cada una de ellas.
  4. Es imprescindible asegurarles, que sólo recibirán de mí un GRACIAS sincero, y no habrá ningún tipo de conversación sobre lo escrito.
  5. Explicaré el objetivo del ejercicio y les dejaré total libertad para hacerlo o no.
  6. Les daré las gracias sinceramente y nunca hablaré con ellos de lo escrito.
  7. Leeré y anotaré las coincidencias, EN ELLAS ESTÁN LOS Yo soy…

Reflexionaré sobre ello, utilizaré mis yo soy de fortalezas, para tenerlas presentes y mis yo soy de debilidades, para hacer planes de acción de cambio, si así lo deseo.

Ejercicio 2: PREGUNTAS PODEROSAS TI MISMO.  

Descubrir mis creencias, me dice mucho sobre mí misma, de cómo soy, lo que espero, deseo… las siguientes preguntas me las haré pensado en mí como madre, hija, pareja, hermana, amiga, psicóloga, … yo he elegido para el ejemplo mi papel como madre (puedes inventarte todas las que quieras):

Yo creo que mis hijos son….

Yo creo que las madres debemos…..

La familia es…….

Mis hijos tienen que….

Tengo que conseguir que mis hijos….

Lo importante en la relación con mis hijos es que….

Las madres tenemos que…

Los hijos nunca deben…

Es inadmisible que una madre….

Es necesario que yo como madre….

Lo que esperan mis hijos de mi es….

Lo que yo tengo que dar a mis hijos es….

Mis hijos tienen que ser….

Busca coincidencias, repeticiones… ¡y ahí tienes tus YO SOY!

Descubrir TUS VALORES, es otro ejercicio de reflexión muy útil, para ello contesta a estas preguntas al menos doce veces y comprueba que es lo que se repite una y otra vez con la última contestación, y ahí están algunos de tus yo soy…

¿Para qué te levantas cada día? Me levanto para ver el sol, el cielo….¿Para que quieres ver el sol, el cielo…? Para disfrutar ¿Para que quieres disfrutar? Para sentir alegría, paz… ¿Para que quieres sentir paz, alegría? Para sentirla y repartirla a los que tenga alrededor….así doce veces, busca las repeticiones, y sigue el mismo proceso con las siguientes preguntas.

¿Qué te mueve en la vida?

¿Para qué quieres vivir?

¿Para qué quieres disfrutar?

¿Para ti qué es importante en la vida?

¿Qué estás haciendo que no deberías estar haciendo?

¿Qué haces para no ser feliz?

Con estos elementos puedes ir acercándote a saber “un poquito” más sobre quien eres … aunque mira lo que decía Oscar Wilde “Solo los superficiales llegan a conocerse a sí mismos” .

Un beso muy grande, seas quien seas.

Photo Credit: Mujer meditando via Shutterstock

The following two tabs change content below.
Ángela Bartolomé García
Licenciada en Psicología, Directora/fundadora del Centro ALBA PSICOLOGOS referente en actividades clínicas, educativas y formativas desde 1986.
Ángela Bartolomé García

Últimos posts de Ángela Bartolomé García (Ver todos)

Comentarios

  1. Jesus dice

    El resultado de ese estudio es tan sólo un constructo de lo que sigues pensando que eres, creado por ti y por las impresiones que los demás tienen de ti. La pregunta…sigue sin tener respuesta. Y jamás la tendrá, porque aquello que somos jamás podrá ser conceptualizado.

    • Simón dice

      Totalmente. También pienso que esa pregunta no tiene respuesta porque como decís, lo que somos realmente no puede ser conceptualizado ni señalado, simplemente somos. Ahora sí, creo que esto resulta útil para poder visualizar claramente lo que habita en nuestra mente…nuestros valores, ideas, creencias y juicios con respecto a nosotros mismos y también con respecto a los demás, para así poder mejorar los aspectos que necesiten atención y volvernos más funcionales como seres humanos.

  2. dice

    Creo que esta cuestión, aunque tardíamente, merece un recordatorio de Martin Heidegger en “El Ser y el Tiempo”: el Ser se hace; no viene definido de antemano. Uno es un ente, pero sólo será un ser al morir, y eso que uno ha sido, entonces se completa, pero retroactivamente, en el tiempo. Uno es un Ser para la muerte, decía el maestro de filosofía. De ahí que esta entrada empiece muy bien preguntándose quién es uno en realidad. El recurso a la opinión de los demás es uno de los desvaríos más sobre esta cuestión: creer que en los demás encontraré una respuesta sobre mi ser. Uno va siendo y al final de su vida, habrá sido y habrá definido su Ser. Así que como ehercicio de entretenimiento, no está mal. Felicidades, Ángela.

  3. Monica Lopez dice

    Angela te doy gracias por darnos esta herrami9enta para poder decifrar como somos es un autoanalisis gracias por tus aportes saludos desde Ecuador

  4. Alma Araceli Ortiz Vega dice

    Gracias por compartir este excelente trabajo; actualmente tengo un trabajo de investigación en diseñar un programa de prevención de embarazo en estudiantes de educación superior. Mucho te agradecería el compartir material para este tema.

  5. Loreto dice

    Gracias por compartirnos este ejercicio. Es bueno realizarlo de tanto en tanto; la vida avanza tan rápido que siempre estamos adaptándonos a ella, lo cual genera cambios en nosotros (intereses y necesidades), fortaleciendo o debilitando algunos de nuestros rasgos, también se modifican nuestros intereses y necesidades. En fin, este ejercicio es fácil y práctico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *