Durmiendo al niño: ¿Método Colecho o Estivill?

colecho

Hace algunas semanas en las redes sociales, expuse una serie de pautas de sueño infantil. Y sucedió lo que viene siendo habitual últimamente, aquello de blanco o negro; ¿Colecho o Estivill? Y voy a reflexionar sobre este tema que levanta tantas ampollas…

El colecho es una práctica habitual en muchas culturas, el niño comparte lecho durante el sueño con sus padres de forma natural.

Los autores/psicólogos/padres etc., partidarios de esta práctica que la denominan como “lo natural”, se amparan en estudios en los que se afirma que el colecho tiene los siguientes efectos en los niños:

  1. Refuerza el vínculo afectivo entre los padres y el niño.
  2. Disminuye la probabilidad del síndrome por muerte súbita.
  3. A nivel de conducta y personalidad los niños presentan: mejor comportamiento con sus maestros, menos rabietas, más felices, soportan mejor el estrés, más independientes, autoestima más alta, niveles más bajos de ansiedad, se muestran más optimistas y positivos.

Pero yo me pregunto, en estos estudios, ¿Cómo han sido capaces de aislar las variables, y de esta forma estar seguros de que el colecho es el responsable del optimismo, la positividad, autoestima alta, felicidad, resistencia al estrés…? particularmente pienso que no hay datos de investigaciones con garantías que me hagan pensar que el colecho es más positivo que dormir en tu propia cama. Por supuesto, tampoco he encontrado evidencias de lo contrario. Es decir, yo no he encontrado datos de estudios serios que me sugieran o indiquen que es una práctica perjudicial que haya que cambiar o modificar en ningún sentido.

En nuestra cultura occidental la práctica del colecho al menos en los últimos siglos es poco habitual, para nosotros lo más frecuente siempre ha sido que el niño comparta habitación en sus primeros meses de vida, durmiendo en su cuna, para luego trasladarlo a su habitación y su cama. De hecho, algunas preguntas muy habituales en escuelas infantiles que hacen los padres son ¿Cuándo cambiar al niño a su propia habitación? ¿Cuándo pasarle de la cuna a la cama?

estivill

Con respecto a esta costumbre occidental, tengo que decir que tampoco han llegado a mis manos investigaciones con garantías que me hagan pensar que el dormir en tu cuna y en tu cama desde el nacimiento, lleve, induzca o favorezca cualquier tipo de alteración afectiva o emocional. De nuevo, no he encontrado datos de estudios serios que me sugieran o indiquen que es una práctica que haya que cambiar o modificar en ningún sentido.

¿Entonces qué hacemos? ¿colecho o Estivill?

Lo que tenemos que cambiar, desde mi punto de vista, no es esto, sino otras cosas… Paso a explicarme:

En la cultura occidental a la que pertenecemos, si ponemos a nuestro hijo en la cama y se queda tranquilo, conciliando el sueño solo y duerme plácidamente durante la noche, es poco frecuente que los padres nos planteemos la práctica del colecho.

El problema suele venir cuando lloran desconsoladamente, nos echan los brazos para que les saquemos de la cuna, vengan una y otra vez a nuestra cama… es entonces cuando buscamos una solución a esta situación.

Una solución sencilla, rápida y eficaz es que el niño haga lo que él desea, dormir con sus padres. Los niños utilizan el lloro funcional* para conseguir su objetivo (por supuesto aquí no estamos incluyendo situaciones especiales, como por ejemplo que el niño esté enfermo, tenga pesadillas o terrores nocturnos).

Si el niño llora para conseguir ir a la cama de los padres y los padres ceden en su requerimiento, la decisión no la estamos tomando libremente, no vamos a practicar el colecho porque consideremos que es lo mejor para nuestro hijo, en realidad lo hacemos para evitar que nuestro hijo llore, para que no tenga rabietas, para poder dormir y descansar…y desde mi punto de vista, ése es el error, pues estamos enseñando a nuestro hijo a conseguir sus objetivos a través del lloro y con conductas inadecuadas. Le estamos enseñando a manipularnos.

colecho_estivill

Yo opino que nuestra forma de dormir tiene que ser entendida dentro del contexto específico de cada cultura y de la naturaleza de las relaciones que tiene el niño con su entorno familiar. Por lo tanto, es probablemente cierto que ni el colecho ni el dormir a solas tengan una relación tan directa con el futuro comportamiento de un niño, como la tiene el propio entorno. De hecho, la disposición a la hora de dormir puede mejorar o agravar el tipo de relaciones que sostiene un niño durante el día. Así que, en lugar de indicar que cierto tipo de “forma de dormir” produce una personalidad específica, sería más acertado pensar que cada método forma parte de una manera de educar y que ésta manera de interactuar con el niño es la que condiciona su personalidad cuando sea adulto.

Es por ello que sugiero desde aquí, dejar de demonizar tanto el colecho como “dormir solo”, y mucho menos basar nuestra defensa y elección de una u otra “forma de dormir” en investigaciones que no tienen validez seria. Elegir una u otra opción depende solamente de nuestras preferencias y creencias* sobre lo que preferimos. Este enfrentamiento de estas dos posturas es absurdo, respetemos cada una de ellas y no hagamos afirmaciones sin base seria (como lo hacen numerosos artículos y libros).

En conclusión, la respuesta es sencilla: tú, como padre/madre decides como educar a tu hijo, tú decides si colecho o su cama, y lo que tú elijas es lo correcto. Ejerce tu derecho y obligación de educar y hazlo sin cuestionarte constantemente, que la duda no te acompañe perennemente a la hora de educar, sé valiente. Con un par.

¡Tú decides la forma de educar a tu hijo!

*Lloro funcional es aquel que el niño utiliza con un objetivo claro, conseguir un cambio en la conducta de otro para obtener aquello que queremos y que había sido negado, en este caso “irme a la cama de mis padres, que se queden conmigo en la cama…”

*Creencias: Una creencia es el sentimiento de certeza sobre algo. Es una afirmación personal que consideramos verdadera. Muchas personas tienden a pensar que sus creencias son universalmente ciertas y esperan que los demás las compartan. No se dan cuenta que el sistema de creencias y valores es algo exclusivamente personal y en muchos casos muy diferente del de los demás. Una creencia es una opinión discutible.

Photo Credit: Mujer con bebé via Shutterstock

Photo Credit: Gaile Guevara

Photo Credit: Olga/ Олька

The following two tabs change content below.
Ángela Bartolomé García
Licenciada en Psicología, Directora/fundadora del Centro ALBA PSICOLOGOS referente en actividades clínicas, educativas y formativas desde 1986.
Ángela Bartolomé García

Últimos posts de Ángela Bartolomé García (Ver todos)

Comentarios

  1. Gema dice

    El llanto del bebé es funcional (y absolutamente necesario) desde que nace, precisamente porque no tiene otra forma de comunicarse. Decir que lo utiliza para conseguir lo que quiere y que si cedemos lo estamos enseñando a manipularnos es una falacia. El bebé no aprende a manipularnos, simplemente utiliza su única forma de comunicación para llamar la atención de sus padres, que precisamente es lo que necesita y reconforta. Es por eso, que el colecho proporciona la tranquilidad y la seguridad necesarias para su óptimo desarrollo. Por tanto, para él, estar junto a sus padres le garantiza la supervivencia (es puro instinto de supervivencia)…

  2. Alma dice

    Yo si conozco investigaciones muy válidas llevadas a cabo por el doctor Carlos Gonzalez en el que se prueba la influencia de la crianza con apego en la personalidad de los niños. Concretamente en este tema, Rosa Jove, con “Dormir sin lágrimas” plantea una buena teoría sobradamente fundamentada al respecto en el que explica mediante las fases del sueño y la maduración de los niños lo que necesitan para aprender a dormir solos… Los niños, al igual o más que los adultos, tienen necesidades afectivas que demuestran “necesitando” a sus padres para relajarse y dormir.

  3. María dice

    Hay poca investigación realizada directamente analizando el método Estivill, aunque muchos investigadores consideran que los resultados obtenidos al estudiar el efecto del estrés producido por el cuidado materno inadecuado o la separación del bebé de su madre son extrapolables. Muy resumidamente, podemos decir que el desarrollo de los sistemas de respuesta al estrés de estos bebés se ve afectado negativamente, de manera que, en el futuro, tendrán más probabilidades de desarrollar patologías como la depresión o la ansiedad.

    También se ve afectado el desarrollo de sus capacidades cognitivas y hay pruebas del impacto sobre el desarrollo del sistema inmune, ya que tendrán más probabilidades de sufrir enfermedades autoinmunes de adultos. Uno de los pocos estudios realizados directamente sobre la aplicación a bebés de una técnica de adiestramiento lo publicó Middlemiss en el año 2012 y demostró algo que a mí me ha impresionado mucho: tras tres días de adiestramiento los bebés ya no lloraban cuando se les dejaba solos, pero los niveles de cortisol (la hormona del estrés) eran tan altos como el primer día (en el que sí lloraban). Por el contrario, en las madres sí se producía una disminución de cortisol al tercer día, comparado con el primero. O sea, las madres, al ver que el bebé ya no lloraba, ya no se estresaban. Pero el bebé, aunque ya no lloraba, seguía sufriendo.

  4. Mireia dice

    No sabemos si los niños necesitan colechar o no, es verdad que no hay demasiadas investigaciones al respecto.

    Lo que si sabemos es que los bebes necesitan contacto constante, y que el colecho lo proporciona.

    Creo que a la hora de hablar de crianza, no solo vale saber de psicología, creo que hay que informarse mucho más. Es una entrada muy teórica, desde un punto de vista demasiado clínico y poco especializado.

    En este tipo de temas hay que ser más responsable.

    Te recomiendo que estudies un poco la psicología evolutiva, y concretamente los instintos de apego y exploración. te ayudarán a entender un poco más la importancia del contacto y el colecho.

    Y decir que el lloro funcional, no es una conducta inadecuada, más bien es una conducta muy necesaria, de comunicación, y con una función muy importante: llamar la atención de los padres y madres, porque realmente el bebe NECESITA esa atención.

  5. dice

    La primera vez que leo un articulo tan perfectamente explicado sobre este tema, muy claro, conciso y totalmente de acuerdo con lo que has plasmado. Aunque tiendo mas a apoyar el método Estivill, si es cierto que cada persona y cada caso es individual y diferente, por lo que hay que tenerlo en cuenta. Enhorabuena.

  6. angelapa dice

    Hay q decir que el llanto del niño siempre es funcional desde q nace. Por lo que un llanto funcional no puede equipararse en ningún momento con una manipulación también hay q saber que un niño tiene pocas formas de expresar sus emociones sino es a través del llanto. Y q el llanto manipulativo es otra cosa y surge entorno a los 2 años. Si atendemos a un niño q llora no le estamos enseñando a manipularnos eso es totalmente falso. El caso de un niño que ya duerme en su habitacion q llora porque quiere irse a la cama d sus padres en su caso distinto al tema de elegir colecho o no y habría que saber a que se debe.

  7. Antonio Lara dice

    Hola Ana, creo que deberias de indicar porque este articulo es falso y cual ha sido la investigacion que tu has realizado para afirmar lo que dices , ó ¿ es que tu as leido otro articulo y no del que estamos hablando ?, por lo que puedo entender, aqui hay una profesional que nos deja una opinion, a mi parecer acertada, y que nos invita a que nosotros tomemos nuestra propia decision en la educacion de nuestros hijos.

    En el articulo hay informacion que seguro me servira, como padre, a decidir como resuelvo este problema, gracias Angela.

  8. Ana dice

    Este articulo es totalmente falso, investiguen bien por favor, no pongan a dudar de los padres ustedes los psicólogos. Sean más responsables en cuanto a la selección de sus artículos, hay psicólogos q recomiendan pegar a los bebés, por Dios!

    • Cristina dice

      En ningún momento la autora del artículo ha puesto en duda a los padres. Precisamente el mensaje que pretende transmitir es que los padres son quienes han de tomar las decisiones repecto a la educación de sus hijos, y que han de tener seguridad en su criterio independientemente de que escojan el colecho o la cama propia.
      Tampoco se defiende ni cuestiona ni uno ni otro método, dado que ambos son adecuados y su elección sólo corresponde a los padres.

      En cuanto a los psicólogos que recomiendan pegar a los bebés sería conveniente que mostrases dónde, puesto que es algo denunciable. Y no tiene absolutamente nada que ver con este artículo.

      • Sara dice

        El artículo es conductista total y está claro que dispones de muy poca información tanto del método Estivil como del colecho. Te recomiendo que leas a Carlos González que si dispone de datos de estudios fiables sobre el apego, colecho y llanto NO funcional en los bebés entre otras cosas. Por cierto nada de llanto funcional, el llanto es la forma de comunicarse de los bebés y lo que le creas no cubriendo sus necesidades y dejándolo llorar desconsoladamente sin atenderlo es INDEFENSIÓN APRENDIDA. De eso sí que hay estudios pero se te debió pasar al estudiar la carrera.

      • Sara dice

        Entiendo que a ti te debe de pegar también tu mujer/marido/pareja cuando haces algo mal o no te comportas como te lo pide ya que lo ves bien para tus hijos. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *