Desde que se legalizó la marihuana en Holanda el consumo de drogas duras ha disminuido

legalización marihuana

En Holanda el consumo de la marihuana es legal. Desde hace tiempo puede comprarse, venderse y consumirse con total normalidad en los popularizados coffeeshops. Hay que tener en cuenta que este es un país que se distingue por su carácter liberal, que tiene en muy alta valoración la libertad individual de las personas.

Según los expertos económicos esta situación ha provocado el denominado turismo de drogas, ya bien posicionado entre los extranjeros. Son muchos los que viajan al país donde es fácil encontrar un grow shop barato,  no solo para conocer sus ambientes y cultura, también para disfrutar del consumo de cannabis en lugares públicos y su venta en establecimientos sin presión social ni legal de ningún tipo. 

En un principio, la venta, compra y consumo de esta sustancia estaba totalmente legalizada en Holanda, sin embargo existía un vacío legal, los dueños de los comercios no podían adquirir el cannabis legalmente ya que, hasta hace dos años, el cultivo se marihuana seguía siendo una actividad prohibida.

La reciente flexibilización de la normativa por parte de la administración no estuvo exenta de polémica, por un lado los sectores más conservadores del país entendían este claro paso hacia la normalización plena como una batalla perdida contra las drogas, y por otro otros países europeos se apresuraron a defender sus leyes ante los miles de ciudadanos que miraban con con cierta ambición de imitación a los holandeses.

A pesar de que son muchos los gobiernos que aseguran que una apertura al consumo legal de la marihuana supondría un desastre social en cuanto a la concepción de las drogas y la extensión de las adicciones, algunos de los países que han abierto esta puerta parecen ofrecer datos que rebaten estas predicciones catastróficas.

Según los contrarios a este tipo de políticas, el acceso fácil a esta droga no hace sino facilitar su consumo, sin embargo , ya son varios los estudios que contradicen sus argumentos, puesto que los factores y pautas repetitivas del consumo, como la edad de inicio o la cantidad de droga en Amsterdam, sigue siendo hasta hoy muy similar a los de los países que mantienen la prohibición a sus ciudadanos.

Estos hallazgos ponen en duda las atribuciones de los partidarios de la criminalización, que aseguran que sin la amenaza de un castigo la frecuencia y cantidad de cannabis consumido aumentará y supondrá un problema para la salud pública.

Por el contrario, la política holandesa sobre drogas, sostiene que al despenalizarlo, las drogas duras como la heroína, que refuerza problemas de narcotráfico, adicción y muerte, entre otros, disminuyen considerablemente su grado de popularidad.

Además, la legalización del consumo de marihuana ha tenido efectos positivos en el país, eliminando casos de delito por narcotráfico y fomentando la normalización de investigaciones médicas con marihuana.

Numerosos expertos apoyan que lo que realmente condiciona el consumo de drogas tan ampliamente utilizadas no son las medidas legislativas poco flexibles, sino que lo serán los controles sociales, es decir, normas o indicaciones sobre dónde, cuándo y con quién consumir cannabis.

Fuente: l.s./Pixabay.com

The following two tabs change content below.
Psicocode
Psicocode es un blog especializado en Psicología y Desarrollo Personal formado por más de 100 profesionales. Escribe a info@psicocode.com si quieres formar parte de nuestro equipo.
No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *