¿Cómo puede ayudarme un orientador profesional?

orientador profesional

Los orientadores profesionales son expertos en desarrollo profesional, por lo que son las personas idóneas para ayudarnos en cualquier aspecto relacionado con el mismo: desde la elección vocacional hasta el replanteamiento de metas, pasando, por supuesto, por la búsqueda de empleo. Suelen tener formación específica en Orientación y una formación base en Psicología, Pedagogía o Psicopedagogía u otras ciencias sociales como Sociología.

Debemos tener claro que la función principal del orientador, como su nombre bien indica, es orientar, guiar. Es decir, no debemos acudir a él pensando que hará el trabajo por nosotros, que podremos olvidarnos de enviar currículos y sentarnos a esperar a que nos llame con la oferta de trabajo de nuestros sueños. Todo lo contrario. Tendremos que trabajar en nuestros proyectos -¡y mucho!- pero podremos hacerlo en la dirección adecuada, ahorrando tiempo y esfuerzo gracias a sus indicaciones y directrices.

Si esto te desanima plantéatelo de la siguiente manera: cuando vas al médico porque padeces alguna dolencia éste no te cura de manera instantánea, sino que te da unas pautas para que te mejores, que pueden ir desde tomar una medicación durante unos pocos días (lo que podría suponer un esfuerzo mínimo) hasta tener que realizar cambios en hábitos y estilos de vida que pueden suponer auténticas odiseas.

Es decir, nosotros somos sujetos activos en nuestro propio proceso de orientación. Tomamos la brújula que nos tienden pero tenemos que encargarnos de aprender a utilizarla y de caminar en la dirección que queremos.

La orientación profesional puede ayudarme a:

  • Conocerme mejor a mí misma/o: mis intereses, mis aptitudes, mis habilidades, mis debilidades, etc.
  • Esclarecer mi vocación: a qué quiero dedicarme.
  • Aprender a planificar.
  • Aprender a tomar decisiones.
  • Elaborar un plan de búsqueda de empleo.
  • Conocer la situación del mercado laboral actual (local, nacional e internacional).
  • Conocer la oferta formativa.
  • Integrar el proyecto profesional en el proyecto vital, contribuyendo al desarrollo personal.
  • Afrontar etapas de transición: formación → mercado laboral; empleo → desempleo; empleo → jubilación.

El objetivo último de la orientación profesional es que la persona orientada se convierta en autosuficiente, otorgándole las herramientas y estrategias necesarias para que pueda autorientarse de manera autónoma en el futuro.

No debemos confundir la orientación profesional con la orientación que tiene lugar en las escuelas, que, por otro lado, es la más conocida. Esta modalidad de orientación tiene como destinatarios a niños y adolescentes y, aunque se trabajan aspectos comunes con la orientación profesional como la orientación vocacional, se centra sobre todo en problemas de aprendizaje, necesidades educativas especiales, adaptaciones curriculares, etc.

¿Dónde puedo recibir orientación profesional?

En España existen diversos organismos y entidades en los que podemos solicitar, en la mayoría de manera gratuita, el acompañamiento de un orientador u orientadora en nuestro camino para alcanzar algún logro profesional. Entre ellos cabe destacar:

  • El Servicio Público de Empleo (SEPE): quizás es el servicio de orientación más conocido en nuestro país, ya que suelen dar cita con orientación al solicitar la demanda de empleo, especialmente si queremos inscribirnos en programas específicos como Garantía Juvenil (para menores de 30 años).
    • Universidades: cada universidad suele contar con un centro o servicio de orientación y algunas cuentan, además, con un orientador u orientadora por facultad. Se centran sobre todo en orientación para la búsqueda de empleo, así como en la gestión de prácticas en empresas y programas de movilidad.

  • Organizaciones No Gubernamentales (ONGs): aquellas cuyas labores están relacionadas con la promoción de empleo (como pueden ser Cruz Roja Española o Ecos do Sur) suelen contar con programas de orientación profesional, si bien para poder acceder a uno de ellos hay que cumplir determinadas características, por ejemplo: no poseer estudios superiores, ser parado de larga duración, ser inmigrante, etc. dependiendo del tipo de organización y de programa.
  • Agencias de colocación: son entidades que trabajan en colaboración con el SEPE haciendo de intermediarias entre las empresas que buscan trabajadores y los trabajadores que buscan un empleo.
  • En otras entidades como Ayuntamientos, Sindicatos o Colegios Profesionales también podemos encontrar servicios de orientación profesional.

Ahora que ya sabes cómo puede ayudarte la orientación profesional y dónde encontrar a los orientadores ¡no dudes en solicitar acompañamiento en tu camino al éxito!

Photo Credit: adolescente via Shutterstock

The following two tabs change content below.
Sandra Iglesias
Licenciada en Psicología Social y del Trabajo por la Universidad de Santiago de Compostela. Máster en Orientación Profesional por la UNED. Mentora de Nuevos Alumnos en la UNED.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *