6 ilusiones visuales psicológicas

Ilusiones visuales

1. Las ruedas que giran

Si miras de forma general toda la imagen parece que algunas de las ruedas están girando. Si focalizas tu atención sobre una rueda en concreto conseguirás que esa rueda se detenga mientras las demás siguen girando.

 

¿Qué podemos aprender de esta ilusión?

Cuando tienes un problema en un área de tu vida y focalizas toda tu atención en él, lo único que consigues es paralizar esa área de tu vida.

2. Los círculos de distinto tamaño

Esta ilusión recibe el nombre de “La ilusión Ebbinghaus”. El círculo naranja de la derecha parece más grande que el de la izquierda y sin embargo los dos tienen exactamente el mismo tamaño. Esta diferencia perceptiva se produce como consecuencia del tamaño de los círculos grises que rodean a los naranjas. Cuando los círculos grises son grandes, el círculo naranja parece más pequeño y viceversa.

 

¿Qué podemos aprender de esta ilusión?

La forma de la realidad que captamos está subordinada a los elementos que la rodean. Una persona puede sentirse muy inteligente si está rodeada de personas mediocres. Esa misma persona puede sentirse mediocre si está rodeada de genios.

3. La espiral de Fraser

Esta imagen es un poco más difícil de ver. Parece que representa una espiral continua. Sin embargo se trata de círculos concéntricos que no se tocan. Haz la prueba: sigue la línea de la espiral con un lápiz (sin rayar la pantalla del ordenador) y verás que no avanzas.

¿Qué podemos aprender de esta ilusión?

A simple vista puede parecer que una serie de acontecimientos están relacionados y sin embargo esta relación es fruto de la casualidad. También podemos pensar que conocemos el camino adecuado para conseguir un determinado fin y  lo único que estamos haciendo es dar vueltas en círculo sin avanzar.

4. La ilusión de Poggendorff

Si miramos la figura de la izquierda tenemos la impresión de que la línea negra es la continuación de la línea azul. Sin embargo, si descubrimos el rectángulo que las cubre comprobamos que en realidad se trata de la línea roja.

¿Qué podemos aprender de esta ilusión?

Piensas que has  llegado a cierto destino como consecuencia de distintos acontecimientos. Y sin embargo son otros acontecimientos los que realmente te han hecho acabar donde te encuentras. Piensas que has conseguido un buen puesto de trabajo por suerte, y en realidad tu inteligencia y forma de ser han tenido mucho que ver.

5. La ilusión de White

Los rectángulos grises de la izquierda parecen tener un tono más claro que los rectángulos grises de la derecha. Sin embargo son exáctamente iguales. En esta ilusión ocurre algo parecido al caso de los círculos de distinto tamaño. La intensidad del tono gris de los rectángulos está subordinada al color de los rectángulos tiene a ambos lados. Cuando un rectángulo gris tiene a ambos lados rectángulos negros parece gris claro. Cuando un rectángulo gris tiene a ambos lados rectángulos blancos parece gris oscuro.

¿Qué podemos aprender de esta ilusión?

Un mismo problema puede adquirir distintas dimensiones dependiendo de cuál es nuestro estado de ánimo cuando pensamos en él. Un estado de ánimo positivo nos lleva a restarle intensidad al problema. Por el contrario un estado de ánimo negativo nos puede llevar a acentuarlo.

6. La ilusión de Zollner

Las líneas negras largas son paralelas unas con otras. Sin embargo las líneas pequeñas en diagonal nos hacen percibir que este paralelismo no existe.

 ¿Qué podemos aprender de esta ilusión? 

Cualquier aspecto de nuestras vidas va a sufrir pequeñas “interferencias” que nos pueden hacer creer que estamos fracasando y perdiendo el equilibrio. Una pequeña discusión con tu pareja no significa que tu relación sea un desastre. Suspender un examen no significa que estás fracasando en la carrera. Estas interferencias pueden desvirtuar momentáneamente la imagen global de equilibrio que tenemos sobre ese aspecto de nuestras vidas.

The following two tabs change content below.
Isidro Migallón
Creador y Director de contenidos de Psicocode. Especialista en Marketing Online. Estudiante de Psicología por la UNED. E-mail: info@psicocode.com
Isidro Migallón

Últimos posts de Isidro Migallón (Ver todos)

Comentarios

  1. Yyor dice

    La ilusión de Zollner

    Cualquier aspecto de nuestras vidas va a sufrir pequeñas “interferencias” que nos pueden hacer creer que estamos fracasando y perdiendo el equilibrio. Una pequeña discusión con tu pareja no significa que tu relación sea un desastre. Suspender un examen no significa que estás fracasando en la carrera. Estas interferencias pueden desvirtuar momentáneamente la imagen global de equilibrio que tenemos sobre ese aspecto de nuestras vidas.

    Sí. A veces las personas son así y son incapaces de dejar de ver eso. Yo lo he sufrido pero he ido superándolo y ya no le doy tanta importancia a esos “problemitas” que en realidad no son problemas, es sólo el camino a recorrer.

  2. Yyor dice

    “La forma de la realidad que captamos está subordinada a los elementos que la rodean. Una persona puede sentirse muy inteligente si está rodeada de personas mediocres. Esa misma persona puede sentirse mediocre si está rodeada de genios.”

    ¿Y por qué no se puede sentir inteligente rodeado de genios? (Dependería mucho de la personalidad de esos genios (prepotencia, lo que te digan…) pero… no sé eso es muy simple, el ser humano es muy simple y envidia así sin más.

  3. Martina dice

    Me gusta la psicología, padezco disociacion amocional y tengo un hijo Autista y esquizofrenico, justificada no?, me gusta vuestra página, gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *