Sé perfeccionista respecto al proceso y no respecto al resultado

perfeccionista

Hace ya algún tiempo hablé de los peligros de esperar a la perfección. Cuando tratamos de ser perfeccionistas corremos el riesgo de paralizarnos y no acabar (ni a veces comenzar) el proyecto que llevamos entre manos.

Creo que no debemos buscar la perfección de un resultado. Sin embargo considero que sí que debemos ser perfeccionistas con la planificación y el proceso de un proyecto  y no con su resultado final. Esto a priori puede parecer algo contradictorio, así que trataré de explicarlo en mayor profundidad.Imagínate que un proyecto acabado representa una unidad que está compuesta de multitud de variables. La manera en la que hayamos combinado estas variables contribuirá a que el proyecto se acerque o se aleje de la perfección.

Al haber muchas variables también hay muchas combinaciones entre ellas. Si antes de comenzar el proyecto lo dividimos en unidades más pequeñas conseguiremos que cada subunidad contenga menos variables para combinar.

Es decir, cuanto más dividamos y mejor planifiquemos un proyecto, tendremos menos probabilidades de equivocarnos y conseguiremos que el resultado final esté más cerca de la perfección.

La mayor parte del esfuerzo que dediques a un proyecto debes invertirla en la planificación del mismo. Es ahí donde tienes que ser perfeccionista. Ser perfeccionista respecto al proceso implica tomar decisiones que pueden no ser perfectas.

Sin embargo estas decisiones son las que nos hacen continuar con el proyecto y nos impiden quedarnos estancados. A través de estas pequeñas decisiones conseguimos darle forma a nuestro proyecto.

Sin embargo una planificación excesiva puede llegar a convertirse en una excusa para no comenzar un proyecto. No debemos caer también en el error de la sobreplanificación.

Hace poco escuché a alguien decir lo siguiente en una entrevista: “No intentes construir un muro increíble, en lugar de eso, coloca un ladrillo de la manera más perfecta que puedas, y repite lo mismo cada día”.

Photo Credit: Hombre perfeccionista via Shutterstock

The following two tabs change content below.
Isidro Migallón
Creador y Director de contenidos de Psicocode. Especialista en Marketing Online. Estudiante de Psicología por la UNED. E-mail: info@psicocode.com
Isidro Migallón

Últimos posts de Isidro Migallón (Ver todos)

Comentarios

  1. dice

    Hola!
    Estoy de acuerdo con lo de que cuando tratamos de ser perfeccionistas corremos el riesgo de paralizarnos y no acabar.

    He padecido esto durante mucho tiempo y eso me ha impedido escribir y lanzar mi propio blog, quería que todo fuera perfecto y eso no era (y sigue sin serlo) posible, al mínimo error que tenia desistía.

    Ahora he superado en cierto modo ese mal y me centro en el proceso, poco a poco las cosas son cada vez un poco menos imperfectas.
    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *