El miedo al futuro y la acumulación de objetos

miedo al futuro

El número de objetos que entra cada año en un hogar es infinitamente superior al número de objetos que salen. No hay mas que echar un ojo a la casa de unos recién casados y compararla con la casa de un matrimonio de mediana edad.

Todo esto me ha llevado a reflexionar acerca de la acumulación, cosa que nunca me había planteado hasta ahora. He llegado a la conclusión de que las personas acumulamos objetos principalmente por dos razones:

1. No queremos olvidar el pasado

Muchos de los objetos que acumulamos tienen un significado especial para nosotros. Nos recuerdan a cierta persona que conocimos o a aquellas vacaciones en las que tanto disfrutamos. Personalmente me gusta mucho viajar y cuando tengo la oportunidad trato de hacerlo a países de los que consideramos “exóticos”. El problema de elegir estos destinos es que compro muchos objetos simplemente por pensar que en España no los encontraría.

Otro gran repertorio de objetos que abunda en nuestras casas son los regalos que hemos ido recibiendo cada año por nuestro cumpleaños o en Navidad. Aunque no suene políticamente correcto decirlo, un gran porcentaje de estos regalos los tenemos únicamente como adorno y núnca llegamos a darles la utilidad para la que fueron creados.

Deshacernos de los recuerdos vacacionales o de los regalos para los que no encontramos utilidad puede ser algo muy costoso. Debemos entender que tan sólo son objetos y no representan a las personas con las que están relacionadas. Seguir manteniéndolos en nuestra casa es vivir en el pasado sin dejar espacio para disfrutar del presente.

2. Tenemos miedo al futuro

Muchas veces acumulamos objetos “por si acaso”. Tenemos miedo a no estar preparados para el futuro y acumulamos todo lo que cae en nuestras manos. Pero lo cierto es que nunca podemos estar preparados para el futuro.

El futuro es incierto y no podemos controlar lo que nos depare. Pierdes peso, adelgazas y la ropa se te queda grande. En lugar de donarla prefieres guardarla “por si” el día de mañana vuelves a aumentar de talla. Pasan los años, engordas y no quieres ponerte una prenda que ha pasado de moda o simplemente no te apetece ponerte unos pantalones que has estado viendo colgando del armario cada día de los últimos diez años. Por no hablar de la ropa que pasa de moda y la guardamos “por si” el día de mañana vuelve a estar de moda.

Si llega el futuro y no estás preparado no pasa absolutamente nada. Te adaptas y sigues hacia adelante. El futuro es un concepto imaginario que no acaba de llegar nunca porque en realidad siempre está llegando. El futuro llega a nosotros cada día, cada semana y cada mes. Y normalmente lo hace cargado de sorpresas inesperadas. Seguro que no pasa una semana sin que tengas un gasto imprevisto, por pequeño que sea, y sin embargo resuelves el problema. Te adaptas y sigues hacia adelante.

Es cierto que guardar ciertas cosas nos puede evitar volver a hacer algún gasto en el futuro. Sin embargo debes valorar si merece la pena quitarle espacio a tu hogar durante años con el fin de (quizá) ahorrarte unos euros el día de mañana.

Personalmente lo que más tiendo a acumular por miedo al futuro es la ropa. Tengo un par de abrigos gruesos de deporte que se me han quedado enormes y sé que nunca me los voy a volver a poner. Mi hermana, que es lo opuesto a mi en ese sentido, siempre me pregunta que porqué no los tiro. Yo, medio en broma, suelo responderle que quizá en el futuro haya una guerra y me sirvan como abrigo para ir al campo a cazar conejos para alimentarnos.

Probablemente esta respuesta se derive de mi gusto por las películas apocalípticas junto a las historias que me contaba mi abuela sobre la posguerra y su carencia de bienes básicos. Mi hermana continúa su cruzada y le llega el turno a mis corbatas viejas, a lo que yo cedo diciéndole que éstas sí que puede tirarlas. Entonces aparece mi cuñado, cual salvador, para explicarme que ante una guerra siempre puedo utilizar las corbatas para hacer improvisados torniquetes.

Sirva esta conversación familiar para ejemplificar que allí donde haya un futuro incierto siempre trataremos de generar una respuesta tranquilizadora. Y muchas veces esta respuesta se traduce en la acción de acumular.

The following two tabs change content below.
Isidro Migallón
Creador y Director de contenidos de Psicocode. Especialista en Marketing Online. Estudiante de Psicología por la UNED. E-mail: info@psicocode.com

Comentarios

  1. Anita dice

    Hola, Isidro, hoy he estado en casa de mis padres, he recordado que tengo que haver limpieza y desprenderme de muchisimas cosas que guardo de fotma absurda, he empezado a echar un vistazo a una caja que tenia guardada en mi antigua habitación (porque ahora parece medio trastero) y me he inundado de recuerdos de mi adolescendia y mi infáncia, yo guardo muchísimas cosas y me cuesta mucho, muchísimo desprenderme de ellas en muchas ocasiones. Ahora recogiendo en mi casa me he parado a pensar porque sigo aferrándome a mi pasado, y he encontrado este post tuyo que me ha parecido maravilloso, una gran verdad e inspirador. Tengo 30 años y he perdido a mi madre recientemente, y ahora muchas cosas me costarán aún más tirarlas porque el recuerdo se hace aún más nostálgico porque aún tenía a mis padres juntos y era feliz junto a ellos. Y ahora guardamos las cosas de mi madre que no se hasta cuando, pero se que cuando tenga que deshacerme de ellas me costará mucho, y ultimamente me siento bastante sola, aunque tengo a mi pareja. Se que debería de hacer una gran limpieza de recuerdos que no dejan realmente mirar más libremente hacia el futuro, espero superar eso. ¿Alguien más se ha sentido así? Gracias.¡Un saludo! Y Feliz Navidad!

    • Monica dice

      Hola Anita yo estoy igual que tu, me cuesta muchisimo sacar, regalar o tirar cosas que ya hace mucho que no uso, y mi mama acaba de fallecer hace 6 meses y me traje muchisismas cosas de ella que ahora guardo en mi casa hasta no se cuando y se que cuando deba de sacarlas no podre porque si no puedo con las mias menos con las de mi mama que ya no esta conmigo, mis hermanos hasta me dijeron para que quieres esas cosas? Para que esten guardadas por 40 años? Bueno yo creo que ahorita como parte de mi duelo las guardare ya que si fue dificil perder a mi mama y ya no tenerla al menos la ropa y algunas cosas que ella tenia pues las tengo aqui conmigo, es un proceso en mi duelo.
      Por otra parte creo que he guardado muchas ropa de hace facil 20 años! Que era super delgadita, despues me embaraze engorde tuve tres hijos Y el otro dia las veo pense yo ya no me pondria estas blusitas ahora a mis 40 años! Pero ahora pienso que de pronto mi hija si lo haria ya que estan en super buenas condiciones, tambien por ejemplo jna carreolita que mi hija usaba cuando aprendio a caminar la iba a sacar pero me recordo cuando ella la usaba para sus primeros pasos y no la guarde mejor y asi guarde ropa de ellos de bebe tambien en cajas de plastico, tambien guarde unos juguetes que mi mama les dio y ahora con mas razon que ella no esta los quiero guardar, se que esta mal esto pero no se ni como solucionarlo! Si trato de sacar cosas pero muy poquitas la verdad.

  2. dice

    Ay Isidro… Gracias por el post, cuantísima razón tienes por dios…

    Yo soy una acumuladora, especialmente de apuntes, libros, y ropa. Lucho cada día contra ello, y la mudanza que he vivido hace unos meses me ha hecho marcarme el firme propósito de empezar a deshacerme de cosas absurdamente guardadas. Si no, a ver quién es el guapo que se vuelve a pegar una mudanza así… ¡terrible! 🙂

    ¡Un besote!

  3. Pilar dice

    Dios mío ayer mismo le conteste a mi pareja lo mismo, que no tiraba la ropa “por si acaso” y me contesto: por si acaso ¿que?
    a lo que yo respondí : ” por si acaso hay una guerra y hace mucho frio y nos tenemos que esconder en el monte…..” y me volvió a preguntar y esa CD – radio que no funciona excepto la radio y mal, porque no lo tiras?, a lo que respondí: No llevémoslo al trastero , si hay una guerra y nos tenemos que esconder podemos llevar la radio para estar informados” todo lo dije en tono cómico por que se que es ridículo, pero aun siendo consciente de la ridiculez me negaba a tirarlo .
    Gracias por este articulo Isidro no voy a tirar muchas cosas pero si a donarlas.
    Ya aunque mi pareja no te conoce te garantizo que te estará eternamente agradecido a este articulo que publicaste.

  4. silvana dice

    Mi pareja y yo viviamos en casa separadas hasta que se decicio venir a vivir en mi casa. Mi ropero es de 6 puertas y solo cabía mi ropa y de nadie mas. Bajo la cama estaba la ropa de la otra estación porque no cabia en las 6 puertas de armario todo lo que tengo. Resutado: habia ropa de llevaba muchos años sin ponerlas y las tire, para hacer sitio para su ropa. Mi pareja dijo que tiro unas 10 bolsas de ropa suya, de cuando tenia 18 kilos demás. o sea, tenia dos o tres tallas de ropa guardadas, por si……volvieras a engordar. Ahora mismo estamos decididos a cambiar a su casa, la cual tiene solo 4 puertas de armario. asi que , nos tocara tirar mas cosas. yo no tenia trastero , me cambie a esta casa y fui acumulando cosas, recuerdos de los niños de cuando era joven, etc… Nos toca más limpieza . la verdad es que después de tirar cosas que ya no me sirven para nada me siento leve, libre.

    • Isidro MigallónIsidro Migallón dice

      Guardar las cosas “por si vuelves a engordar” es lo más común. Lo mejor es donarlo todo y así no tendrás la tentación de volver a engordar 🙂 Gracias por contar tu experiencia. Un saludo!

  5. alicia dice

    deshacerse de cosas inutiles es facil,solo requiere una limpieza de trastos…lo dificil es desprenderse de aquello que apreciamos …

  6. Nuria dice

    JAJAJAJJAJAJ! me rio, poruqe llevo 15 días dandole vueltas a la cantidad de cosas que tengo acumulados en los armarios, con los isiiiiiiisss, correspondientes……………..
    Gracias por tú Blog Isidro, es genial.

  7. Eva Rodriguez dice

    Os dariais cuenta de por que no se debe acumular si os toca emigrar, te pasas un mes decidiendo que hacer con todas tus cosas, degalas, donas, tiras y aun asi te quedan un monton de cajas llenas de “cosas” y te toca guardarlas en un guardamuebles durante anios, un dia decides que ya esta bien de pagar y ordenas que te las manden, y cuando abres tus cajas… ” Como hepos podido estar pagando durante 7 anios por guardar toda esa basura?” En vez de tirarlo todo en tu pais, has tirado un monton de dinero y els contenido de tus cajas está en las charity Shops de otro pais.

  8. Chari Santas Gallardo dice

    Me ha resultado muy interesante y familiar, ya que yo acumulaba cosas, siempre pensando que algún día iba a aprovechar y así día día, hasta que un día decidí que no tenía sitio para guardar tantas cosas y cogí grandes bolsas y las doné a una fundación. Con esto conseguí quitarme malos recuerdos, estar más cómoda y tener más espacio.
    Debemos eliminar todo aquello que nos traigan recuerdos malos del pasado y conservar lo que realmente nos satisface.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *