La perfección no existe, no esperes a que llegue

chica en Santorini

Cuando comencé a escribir artículos en este blog, me resultaba realmente costoso ya que era muy crítico conmigo mismo. Quería compartir el consejo más valioso con mis lectores. Quería transmitir la idea más motivadora. En definitiva, quería escribir el artículo perfecto. Sin embargo los días pasaban y ese artículo nunca llegaba. Como consecuencia no podía actualizar el blog con la frecuencia que inicialmente me habría gustado.

La perfección no existe y de nada servía seguir esperándola porque núnca iba a llegar. En ocasiones encontraba una idea que me parecía adecuada para escribir un artículo en torno a ella. Sin embargo una vez que ese artículo estaba escrito, y yo me sentía más o menos satisfecho en cuanto al contenido, entonces le daba mil vueltas a la forma. ¿podía utilizar una palabra diferente para este concepto? ¿había alguna manera de acortar una frase sin que perdiera su significado?

Estas y otras preguntas me alejaban del momento de pulsar el botón “actualizar” para publicar el artículo. Tras mucho esfuerzo, lucha interior e incluso alguna pre-lectura de mi círculo cercano, me decidía y publicaba. Ante mi sorpresa solía obtener una respuesta positiva de mis artículos. Parecía que alguien ahí fuera encontraba útiles algunas de mis ideas e incluso me agradecían que las compartiese.

Aún así yo seguía sin estar satisfecho con mi manera de escribir. Esta insatisfacción hacía que mi mente identificara el hecho de escribir como algo muy costoso. Y si esto era así…quizá yo no estaba hecho para escribir. Yo solito llegué a la conclusión de mi incapacidad para escribir sin haber recibido una sola crítica o comentario negativo. Es curioso lo que puede hacer nuestra mente con nosotros mismos.

Ser autoexigente y buscar la perfección han hecho que me aleje de mi objetivo inicial, que era publicar artículos con frecuencia. Como hemos dicho antes, la perfección no existe y la autoexigencia…bueno, hablar de la autoexigencia podría dar para escribir un nuevo artículo. La autoexigencia no es algo negativo en sí mismo, sino todo lo contrario. Sin embargo puede llegar a convertirse en un arma de doble filo cuando te aleja de tus objetivos. Autoexigente sí, pero con precaución 😉

Estoy aprendiendo a no esperar a la perfección. Todo es cuestión de trabajo y de seguir intentándolo a pesar de los resultados. Decía Picasso que él no creía en las musas, pero que si bajaban prefería que lo encontraran trabajando. He descubierto que cuanto más escribo, menos me cuesta hacerlo. No esperes a la perfección. La perfección no existe. Puedes mejorar en cualquier faceta de tu vida si empiezas a trabajar desde hoy en ello. No esperes a mejorar tu inglés para hablar con esa chica irlandesa que tanto te gusta. No esperes a perder 5 kilos para apuntarte al gimnasio. Hablando con esa chica mejorarás tu inglés y apuntándote al gimnasio adelgazarás.

Es mejor escribir un buen consejo que tener una página en blanco con el mejor consejo del mundo.

Photo Credit: Chica en Santorini via Shutterstock

The following two tabs change content below.
Isidro Migallón
Creador y Director de contenidos de Psicocode. Especialista en Marketing Online. Estudiante de Psicología por la UNED. E-mail: info@psicocode.com

Comentarios

  1. Raquel dice

    Me identifico mucho con este articulo, he dejado y dejo de hacer y vivir tantas cosas por la perfección.
    No invito a nadie a casa, porq nunca está lo suficiente limpia para mí.
    Me encanta y me ayuda leer sus artículos. Gracias.

  2. puri 27- 8 -2013 a las 13:22 dice

    Querido Isidro.Como he empezado a estudiar aprendizaje y fundamentos de investigación,también me siento en el ordenador y sigo tus estupendos artículos.Este en particular tiene algo magnífico y es que tus mensages, enseñansas o consejos.(llamemoslo como nos de la real…)estan en positivo,recuerdas a los fumadores los beneficios,solo los beneficios y eso es magnífico.¡¡¡ISIDRO GRACIAS POR SER COMO ERES!!! Tu admiradora incondicional puri palentina.

  3. pau dice

    Ahora me he dado cuenta que tambien he dejado de hacer mucho por no tener el “nivel” adecuado y he terminado frustrandome. Hay que lanzarse y con el tiempo uno mejorara a base de practica.
    Gracias!

    • Isidro MigallónIsidro Migallón dice

      Exacto. Sólo se mejora a base de práctica. Cuanto más tardes en lanzarte, más tardarás en alcanzar el nivel que deseas. Un saludo!

  4. Ruth dice

    Me identifico mucho con tu articulo. Creo que me he perdido muchas cosas en la vida por buscar la perfección.
    Gracias por compartir tu opinión, me ha gustado mucho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *