Mi nueva normalidad

comida sana

Cuando incorporamos un nuevo hábito en nuestras vidas en realidad le estamos dando un nuevo sentido a lo que consideramos normal.

Cuando adquieres un nuevo hábito tu realidad sufre un cambio y como consecuencia también cambia aquello que consideras normal.

En mi caso lo normal era pedirme siempre un buen trozo de tarta o helado de postre cuando salía a comer fuera. Darme un atracón de comida y rematar la jugada con un buen postre era algo normal. Era lo que tocaba y no lo cuestionaba. Lo extraordinario era pasar del postre y pedir únicamente fruta o café. Después de varios años adquiriendo conciencia sobre comida y nutrición, mi normalidad ha cambiado. Para mi lo normal ahora es tomar fruta de postre y pensar en la tarta como algo extraordinario. Que diga que es extraordinario no significa que de vez en cuando no acabe pidiéndomela también.

Cada vez que creo una nueva normalidad en mi vida veo las cosas con tanta claridad que me resulta difícil imaginar que hubo un momento en que pensaba de forma diferente. Si volvemos al ejemplo del postre, en estos momentos veo de forma clara la poco necesario y antinatural que es pedirme un trozo de tarta de chocolate después de haberme comido una paella. Como si no llevara ya hidratos suficientes en el cuerpo. A día de hoy este pensamiento llega de forma clara a mi mente. Sin embargo no hace mucho tiempo pensaba de forma distinta.

Me pregunto porqué hubo un tiempo en que no veía las cosas con la misma claridad con la que las veo ahora. Creo que las personas llegamos al mundo con una capacidad limitada de cuestionar aquello que nos rodea. Si naces en una familia en la que se come de una forma y se siguen unas costumbres, tú crecerás aprendiendo esas costumbres e incorporándolas a tu normalidad. Quizá un día movido por tu propia curiosidad o después de conocer otros hábitos comenzarás a cuestionar aquello que siempre has hecho de manera casi automática.

A continuación quiero compartir unos ejemplos sobre cómo ha cambiado mi normalidad en los últimos 5 años. Casi todos lo ejemplos están relacionados con el deporte y la alimentación. Cambiar tu normalidad en relación a estos ámbitos es la base para llevar una vida sana.

  • Para mi hace 5 años lo normal era no hacer distinción entre la comida y la cena. Para mi hoy lo normal es cenar de forma ligera y prácticamente sin hidratos.
  • Para mi hace 5 años lo normal era tomar azúcar con el café. Para mi hoy lo normal es tomar miel con el café.
  • Para mi hace 5 años lo normal era desayunar un tazón de leche entera con cualquier tipo de cereales azucarados. Para mi hoy lo normal es desayunar un vaso de leche desnatada con copos de avena y alguna pieza de fruta.

  • Para mi hace 5 años lo normal era acompañar la comida de un trozo de pan. Para mi hoy lo normal es acompañar la comida de cualquier variedad de verdura, ya sea a la plancha o hervida.
  • Para mi hace 5 años lo normal era hacer pesas frecuentemente y hacer deporte aeróbico de forma esporádica. Para mi lo normal hoy es hacer deporte aeróbico de forma frecuente y hacer pesas de forma esporádica.
  • Para mi hace 5 años lo normal era levantarme tarde el fin de semana e ir directamente a tomar cañas con los amigos. Para mi lo normal hoy es levantarme muy temprano el fin de semana y hacer deporte. Lo de las cañas lo sigo manteniendo.
  • Para mi hace 5 años lo normal era acostarme a la 1 de la mañana entre semana viendo la tele. Para mi lo normal hoy es acostarme a las 11 entre semana leyendo un libro.

Para ser sincero me ha resultado difícil realizar esta pequeña lista. Me ha costado acordarme de cómo era mi manera de pensar y de actuar hace 5 años. Todos estos nuevos hábitos no pasaron a formar parte de mi vida de manera automática sino de forma progresiva.

Quizás no estés de acuerdo con alguno de estos hábitos. Es posible que pienses que alguno de ellos se puede discutir. No los he puesto como ejemplos de lo que se debe hacer y lo que no. Simplemente pretendo mostrar aspectos de mi vida que han sufrido un cambio de normalidad.

Trata de encontrar qué aspectos de tu vida te gustaría modificar y ponte manos a la obra. Realizar un cambio en tu normalidad cuesta menos de lo que parece.

Photo Credit: Comida sana via Shutterstock

The following two tabs change content below.
Isidro Migallón
Creador y Director de contenidos de Psicocode. Especialista en Marketing Online. Estudiante de Psicología por la UNED. E-mail: info@psicocode.com

Comentarios

  1. dice

    He estado leyendo algunos artículos de esta página, a la que llegué gracias a que algún contacto la enlazó en su FB, y me ha resultado muy interesante.

    En cuanto a los hábitos, yo antes, por trabajo, solía dormir 2 horas de siesta porque me acostaba tarde y me tenía que levantar muy pronto. No veas lo muchísimo que me costó dejar de dormir a mediodía, incluso cuando ya había dejado de trabajar con ese horario. Eso sí, también tuve que cambiar la hora de irme a la cama, y ahora voy mucho más pronto, y me sigo levantando pronto (a las 6), aprovechando así para estudiar y hacer deporte antes de ir a trabajar.

    Ahora me costaría imaginarme un día de mi vida partido por esas dos horas que dormía antes 🙂

    Un saludo y enhorabuena por la página.

  2. maria dice

    si, uno siente que ha llegado el momento de hacer cambios en su vida, yo deje de fumar hace 2 años y medio y he vuelto hace tres, me pregu to porqué,con lo bien que estaba sin fumar. El ser humano es tonto o al menos yo me siento gilipollas.

  3. Elia dice

    Hola Isidro, ya he compartido varios articulos tuyos en tuitter y solo quería decirte que me siento super identificada con lo que has escrito arriba. Hace unos años yo también pensaba diferente a como lo hago ahora y creo que es porque llea un momento en que te cansas de ser como eres y decides tratar de mejorar. Tal vez sea lo que llaman madurar, no lo se, pero para mí es una gran mejora.
    Muchas gracias por tus artículos.

  4. ANA dice

    Hola Isidro!

    He llegado a tus audios de la UNED por casualidad, y quería darte las gracias por tu generosidad, ya que a parte de muy útiles, me han arrancado varias carcajadas 🙂

    Darte la enhorabuena también por tu blog al que a partir de ahora seguiré de cerca!

  5. EubeaTeuri dice

    Yo también tuve que cambiar mis hábitos de alimentación y deporte (ya que tenía sobrepeso)hace dos años y hoy día aun cuando no siento que los haya afianzado totalmente, como tú dices, se ve como algo normal y te sientes rara cuando no los sigues. Realmente no vale la pena sobrealimentar al cuerpo, no lo necesitas y si te alimentas adecuadamente la mejoría en salud es tremenda. Me encanta tu blog desde que lo he descubierto no puedo parar de leer. 🙂

  6. rafaelinhox dice

    Genial, muy interesante y es lo que se busca para tener un estilo de vida saludable. gracias por el aporte! estoy cambiando mis hábitos desde que comencé a practicar apnea freedive y muchas cosas de las que mencionas forman parte del proceso de cambio hacia una visa sana y saludable. adicionalmente convino con la yoga 🙂

  7. puri 27- 8 -2013 a las 13:22 dice

    Querido Isidro: Puri de Palencia al habla:Hoy he empezado a leer y releer todo lo publicado por ti.Sabes que soy tu seguidora número uno.Mi valoración hacia tu persona ronda del agradecimiento,la admiración ,hasta llegar al énfasis.No,no exagero.Isidro, por favor, escribe un libro NO DEJES DEBAJO DEL CELEMIN tu quehacer magnífico.GRACIAS.
    Con el permiso de tu “amor” dejame decirte que te quiero

  8. MARIA dice

    Comparto lo de la cena, más que nada porque las cenas pesadas no me sientan nada bien: tengo unas digestiones pesadísimas (pesadilla incluídas) y no duermo bien.

  9. dice

    Se que me meto donde no me llaman y que has dejado claro que solo son ejemplos, pero igual te interesa mi opinión sobre algunos de esos hábitos (o no) y me podré sentir bien ayudándote después de lo mucho que tu me ayudas a mi (y a mucha gente).
    Si no lo ves, simplemente borra el comentario, lo entiendo.
    Si no me gustaria saber:
    ¿Por qué comes poco en la cena?¿Por qué no comes hidratos en la cena?
    ¿Por qué ahora haces mas aeróbico que antes?¿Cuantos dias?¿Cuanto tiempo por entrenamiento?¿Algun objetivo?
    ¿Por qué tomas leche desnatada en lugar de entera?

  10. angeles dice

    me encantaria cambiar muchos aspectos de mi vida que no me satifacen. Lo pienso ha menudo pero me cuesta dar el paso, es mas me autosaboteo ante cualquier cambio. Tengo una gran lucha interna, quiero y al mismo tiempo me asusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *