Dormir bien: Clave para el bienestar mental

dormir bien

Qué importancia tiene dormir bien para nuestra salud. No solamente hay que fijarse en las horas de sueño, sino también en el colchón sobre el que descansamos tras una larga jornada de estudio o de trabajo. Por ejemplo, los colchones de látex pueden ayudar a que una persona apacigüe el sueño y consiga un descanso mayor que un colchón tradicional. Un aspecto, realmente importante en la sociedad actual donde el estrés manda en el día a día.

Los trastornos del sueño afectan a una buena parte de la población. Al detectarlo, es vital descartar cualquier patología, por lo que resulta de gran importancia consultarlo con un experto para asegurarnos de que únicamente se trata de no descansar bien. La salud mental y el sueño van unidos de la mano, puesto que se relaciona con diversas enfermedades mentales.

Un alto porcentaje de las personas que padecen depresión sufren algún episodio relacionado con un trastorno del sueño. Quienes sufren trastorno bipolar experimentan diversos momentos de crisis del sueño. Según el estado anímico del momento, podrán experimentar insomnio o, por el contrario, grandes ganas de dormir aun habiendo dormido. Quienes padecen ansiedad, ataques de pánico o fobias también sufren este tipo de trastornos.

Al margen de ello, es muy importantes cuidar nuestros hábitos de vida diaria, como por ejemplo llevar una dieta más equilibrada. Llevar unos horarios más o menos regulares sin alterarlos en exceso es muy importante. Si en tu caso crees que esto supondría una ardua tarea, aquí dejamos unos consejos sobre cómo ser un madrugador habitual que te ayudarán a regular tus horarios.

Hacer ejercicio bien en el gimnasio o salir a correr y sobre todo, descansar las horas previas al momento de irse a la cama para evitar estos trastornos tan desagradables. Además, hacer una cena ligera y no cenar muy tarde nos ayudará siempre a conciliar mejor el sueño, además de no llevarse los problemas a la cama, también. Evitar el tabaco y el alcohol es primordial, puesto que pueden alterar los hábitos del sueño notablemente. Un último consejo es aislar todo tipo de ruidos de nuestra habitación, además de numerosas distracciones como el móvil, la tablet, el televisor o la radio.

A menudo, las dificultades que hay para dormir resultan de los medicamentos utilizados precisamente para controlar los síntomas derivados del trastorno del sueño. El sueño contribuye a la fortaleza de las conexiones entre la comunicación de las células nerviosas del cerebro, un proceso vital del aprendizaje y la memoria.

Más allá de estos hábitos, contar con el mejor equipo de descanso, adecuado a las necesidades de cada uno y en óptimo estado, contribuyen a mejorar el sueño y garantizar su calidad. Dormir más o menos horas pueden ser un factor de riesgo para sufrir depresión según diversos estudios. Dormir bien aumenta la efectividad de los tratamientos usados para combatir la depresión, la química no lo es todo. Afrontar el día con una sonrisa y rendir como es debido es un trabajo que debemos hacer desde nuestros respectivos hogares. Únicamente con un descanso de 8 horas diarias de sueño notaremos cómo nuestra mente rinde mucho mejor y seremos capaces de ser más productivos y no arrastrar la desagradable sensación de cansancio.

Fuente de Imagen: Pixabay

The following two tabs change content below.
Psicocode
Psicocode es un blog especializado en Psicología y Desarrollo Personal formado por más de 100 profesionales. Escribe a info@psicocode.com si quieres formar parte de nuestro equipo.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *