Cómo generar una actitud positiva en tu vida

actitud positiva

En el mundo del crecimiento personal existen multitud de inspiraciones en las que podemos enfocarnos para lograr nuestros objetivos. Emociones, mentalidad positiva, superación de miedos, creencias limitantes, relaciones, liderazgo y otras muchas áreas que de ser mejoradas van a impulsarnos hacia aquello que deseamos.

Pero hay una habilidad, fortaleza, competencia, cualidad, o como queramos denominar, que en mi opinión es un común denominador. Es la ACTITUD. Si no existe la actitud adecuada, cualquier intento de mejora tendrá grandes posibilidades de quedarse en intento. Sin la actitud necesaria, estaremos dejando el resultado en otras manos que no son las nuestras, es decir, perdemos responsabilidad y protagonismo.

Parece evidente que una actitud magistral está conectada con una mentalidad positiva, y es cierto. Pero hay que diferenciar que la actitud es algo más que un proceso mental. Todo empieza en la mente, la diferencia radica en las consecuencias en el plano físico. Y la actitud desata todo su potencial en el plano físico. De hecho, la Real Academia Española menciona tres definiciones de la palabra actitud: el estado del ánimo que se expresa de una cierta manera, y las otras dos definiciones hacen referencia a la postura: del cuerpo. Todas las definiciones hacen referencia a la expresión en el plano físico.

“Para comprobar si tu actitud es la correcta, mírate y analiza qué expresa tu cuerpo”

La actitud es una decisión. Tan simple y tan complejo como esto. Es un proceso tremendamente rápido que se genera a nivel mental y que surge de una orden que se produce en nuestra mente. Si lo explicáramos como una especie de diálogo interno sería algo así:

“Oye tú, ¿que estás haciendo?, sabes bien que de ti depende estar bien o estar mal. Cambia tu estado de ánimo ahora mismo. Muévete, grita, salta, baila, haz lo que quieras pero esto lo tienes que cambiar. Así que empieza a ver el mundo desde otra perspectiva, más positiva y alegre. Confía y ten fé ahora porque de lo contrario no vas a cambiar nada. Define tu actitud, ¡ahora!”

Podemos tener un plan de acción perfecto, podemos tener los recursos materiales y físicos óptimos. Podemos tener bien definido el objetivo. Podemos tener identificados los obstáculos, los miedos. Podemos conocernos a nosotros mismos mejor que nunca. Pero todo esto no será lo suficientemente potenciador sin una actitud magistral.

La actitud es como la indumentaria con la que quieres empezar tu aventura, para terminarla en éxito. La vas a diseñar tú. Tú vas a elegir qué colores vestirás, de qué material será, el tallaje, y los complementos. Esa indumentaria va a definir cómo te vas a sentir, cómo te vas a comportar y qué acciones vas a llevar a cabo. Todo empieza ahí. ¿Qué indumentarias has utilizado en anteriores ocasiones? ¿Cómo es esa indumentaria que te daría los recursos y la energía que necesitas? ¿Qué actitud define esa indumentaria?

A continuación te dejo algunos consejos para lograr esa actitud que hará que tus resultados mejoren:

  • Por la mañana al despertar, comprométete contigo mismo/a para elegir la actitud con la que pasarás el resto de tu día. Escríbela y llévala contigo a todas partes. Cuando sientas que te vienes abajo, vuelve a visualizar tu actitud y recuérdale a tu cerebro el compromiso que has adquirido.
  • Define qué acciones no vas a permitirte con esa actitud. Elige si quieres quejarte o aprender, si quieres ser condescendiente o asertivo/a, si vas a esperar o actuar. Escríbelo también.
  • Asocia una postura corporal a tu actitud. Describe esta postura y de vez en cuando testea si tu cuerpo manifiesta esa postura.
  • Visualiza mentalmente la indumentaria asociada a esa actitud.
  • Crea un mensaje de aliento. Un lema que cuando te lo repitas a ti mismo/a te active, te recargue las pilas y te devuelva el “para qué” haces eso.
  • Fíjate bien en la actitud de las personas que han logrado lo que tú deseas. Analiza y ponle nombre desde tu perspectiva a esa actitud exitosa.

Espero que hayas aprendido la gran importancia que tiene una actitud magistral en el día a día. Me encantará conocer tus claves para mantener y crear esa actitud que te empuja a lograr tus metas. Hasta pronto.

“Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento” Viktor Frankl

Photo Credit: Padre e hijo via Shutterstock

The following two tabs change content below.
Juan Castillo
Coach personal E-mail: hola@motivosyactitud.com

Comentarios

  1. Dilcia Maribel Martínez dice

    Excelente me agrada mucho leer ;;maximamente hoy en dia necesitamos tener una buena actitud . Para crecer y automotivarse asi mimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *