Cambia el chip a positivo

chip positivo

Conseguir ser un poco más feliz y decir adiós a los pensamientos negativos y las tristezas, es más fácil de lo que crees.

Las emociones que sentimos empiezan en nuestra mente, si cambias tus pensamientos y te convences de lo quieres sentir, acabarás sintiéndolo.

Es muy conocida la frase del famoso psicólogo William James “Estamos tristes porque lloramos, no lloramos porque estamos tristes”, esto quiere decir que primero recibimos un estímulo, después se forma una reacción fisiológica y por último la emoción. No podemos evitar que nuestro cuerpo reaccione ante un susto, una mala noticia, una pérdida…

Pero es decisión nuestra cómo sentirnos tras el suceso. Si conseguimos calmarnos, la emoción desaparece progresivamente, si nos alteramos y dejamos que nos domine la ansiedad y los nervios, se desatará la reacción emocional que no nos gusta. Es tan sencillo como mantener la calma desde el principio.

Todos hemos vivido malas experiencias y pasado por etapas negativas. La primera reacción natural de cualquiera es venirse abajo, incluso desesperarse. No lo permitas.

Haz que cambie ese pequeño “chip” de negativo a positivo, calma la emoción negativa que te hace sentir mal y extrae la buena de tu pensamiento a tu sentimiento, a ti. Al principio será difícil y te costará creer que funciona, pero la práctica continua te hará sobrellevar mucho mejor cualquier situación desagradable.

Empieza por cosas pequeñas. Imagina que vas conduciendo de camino al trabajo o la facultad y un loco del volante se abalanza sobre ti, lo que provoca que des un volantazo, te salgas de la carretera, un rasguño en el coche, llegar tarde…

¿Qué provoca esto? Agitación, nervios, ira…emociones todas negativas y lógicas ante ese suceso momentáneo. Bien, ya ha sucedido, te has llevado el susto y has gritado como reacción, pon punto final. ¿Vas a dejar que esa negatividad te persiga durante el día y como consecuencia todo te vaya saliendo mal?

No. Déjalo estar, relájate. Centra la atención en lo que vas a hacer ahora y sigue tu camino. Ya te preocuparás de arreglar el rasguño del coche más tarde, es más, puede que ni haya rasguño y ya no haya más por lo que preocuparse.

Pronto podrás aplicar la positividad a todo lo que te propongas. Seguro que recientemente o quizá hace algún tiempo has sufrido una pérdida del tipo que sea (trabajo, pareja, familiar…).

Esto es más complicado, pero si ya llevas un tiempo poniendo en práctica el método de cambiar el “chip”, no te resultará tan difícil. Recuerda cómo fue cuando te ocurrió esa pérdida o imagina la posibilidad de que sucediera ¿Cómo reaccionar para sentirnos lo mejor posible? Si hemos conseguido superar con positividad una situación como la del loco del volante, esto es igual. Poco a poco se puede con todo.

Si te despiden del trabajo es normal que no te sientas bien, estés mal uno, dos, tres o cuatro días. Basta, ¿para qué más? Es razonable sentir cierto resentimiento por haber perdido ese trabajo que tanto nos gustaba o que al menos nos mantenía la cuenta bancaria activa.

Pero eso quedó atrás, aparta la emoción que te hace sentir mal, retira de la mente los pensamientos de un pasado que ya no existe. Muévete, impulsa el entusiasmo y la energía positiva, busca nuevos retos, haz todo aquello que te hace sentir bien. P

oco a poco irás consiguiendo superarte y se te abrirán nuevos caminos, quizá mejores que los anteriores. ¿Vas a dejar que un suceso negativo te persiga días tras día y como consecuencia toda esa negatividad se esparza en tu vida? ¿O prefieres centrarte en lo bueno, sonreír y atraer la felicidad que tanto te gusta?

No te pido que bloquees la emoción, siempre es necesario expresar y dejar fluir las emociones, te pido que calmes la negatividad que te produce y fijes tu atención en las emociones positivas que te hacen sentir en paz y mejor contigo mismo. Deja ir aquello que te resulta molesto, lo que te enerva y no te hace bien, céntrate en lo que te hace seguir hacia delante y te llena de energía y felicidad.

Recuerda que no es posible bloquear una reacción ante un estímulo pero sí se pueden cambiar nuestras emociones mandando pensamientos positivos a nuestro cuerpo y conseguir las emociones que deseamos. Al igual que estamos tristes porque lloramos, estamos felices porque reímos.

Photo Credit: Chip positivo via Shutterstock

The following two tabs change content below.
Clara Sanz
Profesora de apoyo escolar y psicopedagógico. Coordinadora de actividades lúdico-educativas. Maestra de educación infantil. Licenciada en psicopedagogía. E-mail: clara.isanz@gmail.com

Comentarios

  1. naty dice

    Primero surge el pensamiento después la emoción y al final tenemos la reacción fisiológica y conducta. No al revés. Además William James también decía que las emociones están en las vísceras y no en el cerebro. En fin…

  2. fernando camargo dice

    se que a veces no es facil ,superar las emociones negativas,pensamientos pesimistas,tristezas,desilusiones,momentos desagradables,pero si nos esforzamos en convertir esa negatividad ,en forma positiva,lo podemos lograr.la cuestion es no dejarnos vencer y salir de algun estado depresivo en caso de que exista ,o cualquier situacion negativa,es como cuando nos caemos,tenemos que levantarnos y no quedarnos caidos.

    • Marichu dice

      Aún con lo difícil que esto nos resulte, si nos ayuda a salir de ese “bache” debemos hacerlo, con ánimo, pensando que por más grande que esté esa nube gris. se tiene que disipar. Saludos !!

  3. patri dice

    Hola Isidro, veo muy interesante tu blog. Te quería comentar, que cada vez que me pasa algo me dan ganas de llorar y no puedo evitarlo, por que no quiero llorar pero me sale solo, no puedo expresarme como quisiera por las ganas inmensas que me dan de llorar, y me pregunto si esto tiene alguna solución. Gracias y un saludo 🙂

  4. Jose Luis dice

    Estimada Clara Sanz:
    Gracias por tu post. Así lo he creído siempre y así me lo he modificado personalmente desde que empecé a trabajar la expresión y la comunicación no verbal, investigando y practicando diferentes técnicas.
    Un pregunta al respecto: conocemos la fisiología de las emociones y sus bases neurológicas…estimulo exterior, reacción neurológica, emoción, gesto….pero existen estudios fisiológicos sobre el postulado que compartimos? Forzar un gesto, forzar una emoción, produce un fuerce y adecuación de nuestro cerebro?
    Si los conoces me gustaría que me los compartieras.
    Un fuerte abrazo.
    José Luis

    • Clara SanzClara Sanz dice

      Hola Luis! Efectivamente los gestos forzados pueden llegar a producir verdaderas emociones. Es decir, si tu objetivo es sentirte bien y feliz, procura forzar sonrisas y expresiones propias de este estado. Puede que en un principio te resulte poco creíble y no consigas un efecto inmediato, pero paulatinamente el cerebro lo tomará por cierto adecuando el gesto según la emoción correspondiente y acabarás sintiendo el efecto en ti, te sentirás como deseas.
      Un abrazo.

        • Clara Isabel Sanz HernándezClara Isabel Sanz Hernández dice

          Se trata más de un aprendizaje, como casi todas las actitudes. Reacción emocional, sí, pero no permanecer en un estado negativo continuamente, de ahí el aprender a seleccionar, a tratar de estar bien. Hemos de separar, resolver conflictos y seguir adelante sin estancar en nuestra mente el estado desagradable. Aprender a desconectar de los problemas del pasado y de la ansiedad futuro e ir acatando a cada momento lo que corresponda con la mejor actitud.
          Un saludo,

          Clara

  5. giovanna dice

    Estoy atravezando momentos muy fuertes, tuve una fuerte crisis nerviosa que me llevo al hospital, mi madre fallecio hace ocho meses y parece que aun no lo he superado aunque yo creia que si, este articulo me hace pensar en que debo dejar atras mis miedos…Espero poder!!

  6. Ana dice

    Llegué tarde para la votación. Pero q sepan q personalmente me han gustado mucho bastentes de sus artículos!!.. Suerte y sigan con el buen trabajo que hacen!! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *