Obstáculos en el camino a tus objetivos

obstáculos

Es importante conocer los obstáculos que pueden surgir en nuestro camino  y tenerlos en cuenta para que no nos quiten la motivación y nos alejen de nuestras metas. Cuando marcamos objetivos a largo plazo es muy fácil cansarse, ya que hay que ser muy constante.

Falta de resultados

Empezamos con muchas ganas y mucha ilusión a planificar todo lo que vamos a hacer. Luego vamos haciendo pequeñas tareas. Continuamos unas semanas y… ¿por qué no vemos resultados? Cuando esto ocurre nos venimos abajo, la motivación decrece y nos empieza a costar dedicar tiempo a nuestro proyecto. Nos cansamos y nos planteamos dejarlo. Pero ¡no debemos caer en eso!

Los resultados tardan en llegar, pero el trabajo que llevamos ya está hecho. Hemos aprendido cosas nuevas. Si miramos atrás nos daremos cuenta de que ya tenemos un camino recorrido. Los resultados van a aparecer tarde o temprano. Lo importante es continuar y mantener la motivación.

No te dejes llevar por el pesimismo y continúa. Cada paso que das te acerca más y más a la meta. Además cuando empieces a ver resultados no habrá quién te pare y comprobarás que tu esfuerzo y trabajo ha merecido la pena.

Las opiniones de los “amigos”

Amigos, familiares o conocidos que, cómo no, opinan y opinan sobre ti y sobre lo que haces, sin tener la más ligera idea.

Es probable que te digan que lo que haces no te va a servir para nada. Que te arrastren a hacer otras cosas porque consideran que invertir tu tiempo en tus proyectos es una tontería.

Son los que te convencen para tomar tarta cuando llevas una semana a dieta, los que no valoran tu trabajo y los conformistas que no tienen intención de mejorar en su vida y por lo tanto no entienden por qué los demás trabajan fuera de su jornada laboral.

Alguno te puede hacer dudar pero no te dejes manipular. Puedes intentar explicarles lo que significa para ti, pero si continúan pensando que no tiene sentido, simplemente ignóralos y no hables con ellos sobre tus proyectos.

En otras etapas, cuando tu proyecto comienza a dar resultados aparecen los envidiosos. Intentarán desmoralizarte porque suelen pensar que son mejores que tú. Incluso puede que se quieran hacer sus propios proyectos, pero suelen aburrirse enseguida y dejarlo. No se dan cuenta de que aquí lo que importa es el trabajo y la constancia.

La falta de hábitos

Si no empezamos a implementar hábitos, el trabajo se nos hará cuesta arriba. No encontraremos tiempo para ponernos a trabajar. No seremos organizados y nuestro proyecto se tambaleará además de hacerse más difícil.

Organizar tu rutina diaria y convertir pequeñas tareas en hábitos te ayudará. Es como lavarse los dientes. Lo hacemos casi sin darnos cuenta. O ponernos el pijama antes de ir a dormir o hacer café por la mañana cuando nos levantamos. Busca un hueco en el día y pon ahí alguna de las tareas de tu proyecto. Por ejemplo sentarte a estudiar todos los días a las 4, o leer información sobre tu proyecto (libros, blogs, páginas especializadas…) antes de dormir. También es muy productivo tener un plan para los tiempos muertos (yo tengo una app de libros en el móvil y continúo mis lecturas cuando estoy esperando en algún sitio).

Tú mismo

¿Cómo voy a ser mi propio obstáculo? Pues boicoteándote de mil y una formas. “Estoy demasiado cansado, mañana me pongo” o “no tengo tiempo hoy” (¿ni 5 minutos? ¿y el tiempo que pierdes en redes sociales por ejemplo?) o “tengo cosas más importantes que hacer” (vale, eso me lo creo pero ¿de verdad que en 24 horas no hay unos minutos para tu proyecto?).

Luego están las épocas en las que no nos encontramos anímicamente bien y directamente no hacemos nada. O las vacaciones y los fines de semana que luego hacen que nos cueste volver a los hábitos y la rutina.

Cuidado contigo mismo porque a ti no te puedes evitar.

Cuando te pase esto, que te pasará, te recomiendo que tengas a mano algún texto o libro sobre motivación. También es bueno visualizarse consiguiendo ese objetivo. Incluso echar la vista atrás y ver el camino recorrido. Cuando menos lo esperes verás que llevas meses e incluso más de un año invirtiendo tiempo en tu proyecto y te darás cuenta de tu enorme capacidad y eso te motivará.

Ya conoces a tus enemigos y puedes estar preparado para enfrentarte a ellos. Ánimo y sigue adelante.

Photo Credit: obstáculos via Shutterstock

The following two tabs change content below.
Zoraida Luque
Licenciada en Psicología. Máster en Psicología Clínica. Especialista en trastornos del estado de ánimo, trastornos de ansiedad y desarrollo personal. Creadora del blog recursosdepsicologia.com Con experiencia en psicoterapia infantil, de adultos y parejas, síndrome de Asperger, Alzheimer, enfermos mentales agudos y orientación escolar.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *