Motivación, decisión o reacción, ¿para qué nos sirve ser consciente de las emociones?

Ser consciente de las emociones

Por Silvia Guarnieri y Mavi Catalá: ESCUELA EUROPEA DE COACHING (EEC)

Las emociones forman parte esencial de nuestra vida y nos transmiten información fundamental para comprender quiénes somos y cómo actuamos. Vivimos desde nuestra propia dimensión emocional, sin embargo, no siempre nos detenemos para comprender la utilidad de cada emoción: de qué nos avisa, para qué nos sirve, qué nos propone, etc.

Cada emoción tiene un objetivo, nos defiende de algo que cree oportuno y para ello debemos dedicarle un tiempo y un espacio propio. La calidad de ese tiempo y espacio es importante cuando nos detenemos a miramos a nosotros mismos. También lo es cuando estamos en una relación de ayuda.

¿Para qué nos sirve aumentar nuestra Consciencia Emocional? ¿Qué lo convierte en algo tan necesario?

Las emociones son experiencias subjetivas que resultan de la evaluación personal de cada situación. Son óptimas indicadoras de nuestros procesos de cambio. Así, nuestro cuerpo y nuestra mente, como un todo indivisible, se preparan para responder de la forma más adaptativa posible a cada situación. Si dejamos que cada emoción haga su trabajo veremos que cobra relevancia su mensaje y cómo este mismo contribuye a la homeostasis, es decir, a la autorregulación y relativa constancia de un organismo.

Las emociones están en la base de nuestra forma de actuar y son, entre otras cosas, la base de la motivación. Así, por ejemplo, cuando nos permitimos pasar por la emoción de la tristeza sabemos que esa emoción nos está indicando que hay algo importante para nosotros que acabamos de perder. Cada vez que deseamos algo, si luego ese deseo ya queda satisfecho o simplemente si averiguamos que no lo vamos a obtener, pasamos por un momento de duelo o pérdida.

Si dejamos que la emoción de la tristeza actúe, será la tristeza el motor para el nuevo deseo. Si en cambio, la negamos, la camuflamos o simplemente pasamos por ella de puntillas ocurrirá que al nuevo deseo le costará hacerse ver. De alguna forma, la tristeza es el motor para el nuevo deseo y supone la energía necesaria para volver a motivarnos.

Aprender a comprender el mensaje que nos dan nuestras emociones abre, por tanto, todo un mundo de posibilidades. Pasamos por emociones que son socialmente bienvenidas y otras que la cultura etiqueta como impropias. Se trata de escucharlas a todas sin necesidad de júzgalas o rechazarlas.

Tenemos el privilegio de poder razonar, conocer y entender el porqué y el para qué de nuestras emociones y, de hecho, cada vez vamos sabiendo más y mejor cómo hacerlo.

Resulta obvio, entonces, que para acompañar a una persona en cualquier relación de ayuda necesitamos formarnos y entrenarnos para conocer de manera específica lo que las emociones nos quieren contar: qué hay detrás de ellas, cómo actúan, cómo trabajarlas y, por supuesto, qué despierta la emoción del otro en nosotros mismos.

Atender el mensaje que nos comunican las emociones aceptando lo que nos pasa como seres humanos es parte de nuestra responsabilidad. Cada uno de nosotros contiene todas las emociones posibles: las que nos gustan y las que no. Nada de lo humano nos es ajeno.

La Escuela Europea de Coaching (EEC) lanza el 7 de noviembre en Madrid el programa Consciencia Emocional

Silvia Guarnieri, coach MCC y socia fundadora EEC

http://www.escuelacoaching.com/eec/silvia-guarnieri/4/0/19?

Mavi Catalá, psicóloga y coach PCC

http://www.escuelacoaching.com/eec/mavi-catala/4/0/63

Photo Credit: Equilibrio corazón y mente via Shutterstocl

The following two tabs change content below.
Psicocode
Psicocode es un blog especializado en Psicología y Desarrollo Personal formado por más de 100 profesionales. Escribe a info@psicocode.com si quieres formar parte de nuestro equipo.
Psicocode

Últimos posts de Psicocode (Ver todos)

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *