¿Cuentas tus objetivos o los mantienes en secreto?

contar objetivos

Llevo varios años leyendo todo lo que cae en mis manos sobre desarrollo personal. Dentro de este ámbito me interesan principalmente los temas relacionados con conseguir objetivos.

Después de leer muchos artículos de distintos autores, me he dado cuenta de que la mayor parte de ellos comparten las mismas ideas sobre el tema. Sin embargo algunos de estos autores mantienen puntos de vista distintos acerca de si es mejor hacer públicos nuestros objetivos o si por el contrario es mejor mantenerlos en secreto hasta que los hayamos logrado.

Me resulta curioso que expertos sobre el tema no logren ponerse de acuerdo sobre esto. Y además ofrecen argumentaciones casi opuestas para respaldar sus respectivos puntos de vista.

Es mejor contar tus objetivos

Los autores que defienden esta postura se basan en el hecho de que cuando haces público un objetivo te comprometes a cumplirlo frente a terceras personas. No quieres que las personas a las que se lo has comunicado sean testigos de tu fracaso. Como consecuencia aumenta tu motivación por lograrlo.

Es mejor mantener tus objetivos en secreto

Por el contrario otros autores sostienen que es mejor mantener nuestros objetivos en secreto hasta que los hayamos logrado. Dan 2  razones fundamentales para actuar de esta manera:

1. Desmotivación

Si le contamos nuestras intenciones a la persona equivocada es posible que sus comentarios nos desmotiven y nos alejen de alcanzar nuestro objetivo.

2. Ilusión de progreso

Cuando le hablamos a alguien de nuestros objetivos, sentimos que ya hemos dado el primer paso para alcanzarlos. Esto a priori puede parecer algo positivo porque si creemos que llevamos la dirección correcta nos resultará más sencillo seguir dando avanzando. Sin embargo esta ilusión de progreso puede llegar a ser contraproducente al hacernos creer que estamos más cerca de nuestra meta cuando en realidad nos encontramos a la misma distancia. Como consecuencia nos relajamos y dejamos de avanzar.

En base a mi experiencia personal he obtenido buenos resultados de ambas formas. En algunas ocasiones no he hablado de mis objetivos y he acabado consiguiéndolos. Otras veces los he contado y también los he conseguido. Por supuesto que también me ha ocurrido lo contrario, es decir, no los he conseguido de ninguna de las dos maneras.

Creo que ambas opciones tienen sus pros y sus contras dependiendo del tipo de persona que seas. Cada persona debe analizar lo que le ha resultado mejor (o peor) en el pasado y adoptar la estrategia correspondiente de cara al futuro.

¿Y tú qué prefieres hacer? ¿Contar tus objetivos o mantenerlos en secreto?

Photo Credit: Contar objetivos via Shutterstock

The following two tabs change content below.
Isidro Migallón
Creador y Director de contenidos de Psicocode. Especialista en Marketing Online. Estudiante de Psicología por la UNED. E-mail: info@psicocode.com
Isidro Migallón

Últimos posts de Isidro Migallón (Ver todos)

Comentarios

  1. dice

    Quizás dependa de con quién compartimos nuestras aspiraciones, de lo que nos importe a nosotros “defraudarlos” verdaderamente.

    Recuerdo que cuando dejé de fumar hace unos años un amigo cercano lo dejó antes que yo y eso me influyó muchísimo y me ayudó en mi decisión.

    Quería conseguir lo que él había conseguido y de alguna manera sentía que le defraudaría si volvía a fumar. Comentar con él mi objetivo fue fundamental para mi.

    Excelente artículo, ¡Me lo llevo para compartirlo en mi blog!

  2. Jorge dice

    Que mejor que contar tus objetivos a aquellas personas que aspiran a unos semejantes al tuyo, asi trabajas conjuntamente con ellos y los haces salir de su zona de confort.

  3. Gemma dice

    Para las personas que son como yo, les es muy difícil contar sus proyectos, eso sale sin pensarlo, no sale de mi contar nada, entonces yo no sé qué será mejor.

  4. Mariela dice

    A mi nunca me salw nada cuando tengo una idea o meta me pongo super contenta y lo cuento a todos y despues me qiedo solo en eso. Re mal !

  5. Cesar dice

    En lo personal, creo que lo mejor es mantener nuestros objetivos en secreto. Pero que creo que las personas en muchos casos tienden a criticar sin razón o por hábito y logran que te desanimes y a querer que uno haga siempre las cosas de manera diferente, convirtiéndose en un obstáculo y en un objeto de desánimo que te impide avanzar.

  6. Francisco dice

    ¡Un verdadero emprendedor no teme a contar sus proyectos! Un líder señala el camino correcto, el que beneficia a la mayoría y dice: vou hasta allá vengan conmigo. Y sin desmotivarse.

    Bolívar, Gandhi, Napoleón, etc. Lograron empresas dificultosísimas contándolas.

    Eso sí si se trata de una meta que solo te beneficie a ti. Guárdatela, no porque te perjudique o beneficie, sino porque a muchos no les gusta escuchar maravillas si estás no los benefician a ellos.

  7. Claudia dice

    En general prefiero no contar, hasta que ya he dado uno o más pasos o bien ya es un logro, para evitar la energía negativa de algunas personas y que no resulte el plan

  8. Maitinha R dice

    Buen artículo!
    Debes compartir tus planes estratégicos con tus socios (los seres queridos que sabes que te apoyan), que pueden ayudarte y procurarán no entorpecerte, y ocultarlos a los conocidos, que no siempre son bienintencionados. Opinión empresarial
    Y seguro que si estás comprometida querrás contarlo! 😉

  9. CLAUDIO dice

    DEPENDE,DIRIA YO,SI ESTAS EN UN AMBIENTE COMPETITIVO,DIRIA QUE “NO”,ES ASOMBROSO OBSERVAR COMO LOS CHISMES CORREN Y CIRCULAN A ESPALDAS DE TI,E INCLUSO PUEDEN MAL INTERPRETAR LO QUE DIGAS,ADEMAS DE USARLAS EN TU CONTRA.CREO QUE ES PRECISO “CALLAR”PARA NO GENERAR EN EL OTRO MALA PREDISPOSICION O ENVIDIA(MALA ONDA),ME REFIERO A LOS AMBIENTES LABORALES.ES COMO UNA ESPECIE DE GRAN HERMANO EN EL CUAL TUS MISMOS COMPAÑEROS QUERRAN SACARTE DEL MEDIO SI ES QUE LES MOLESTAS.QUE CONSERVES EL SECRETO AUMENTARA TU PODER.-

  10. DIOSTODOPODEROSO dice

    Depende la estrategia. No es lo mismo decir que vas a arregla el mundo que decir que te recibirás de psicólogo.. La primera corre en riesgo tu vida y la segunda no.

  11. Pilar dice

    Todo depende de la situación. Es mas comodo callar por lo que exponeis.
    Las personas activas y entusiastas..no creo que callen: osea, yo!
    Para que no nos desilusionen sobre algo que estamos seguros…callamos o seguimos aunque nos intenten quitar las ganas. Si ,sentimos la sensación de haber dado el primer paso al contarlo.
    Existe una creencia.. que trae mala suerte si se dicen ciertas cosas…

  12. Maribel dice

    Quizás dependa de si la motivación es extrínseca o intrínseca…Cuando es intrínseca ( el mero placer de realizar la tarea es nuestro refuerzo)hacérselo saber a determinada gente puede ser contraproducente, creo recordar de psicología de la motivación que si nos refuerzan externamente cuando ya estamos motivados internamente, nuestro refuerzo podría pasar a ser externo en vez de interno y eso podría desmotivarnos. Entonces creo que si la motivación es extrínseca, el hecho de que lo sepan los demás puede ayudar y en el caso de que sea intrínseca no decirlo puede ser también beneficioso… pero bueno,a saber. De todas formas, creo que depende también mucho de a quien se lo digas, más o menos todos intuimos la gente que nos da y nos resta energías. Un saludo y felicidades por el blog.

  13. CARMEN dice

    Mi preferencia es reservarlos porque me siento más libre en la consecución de los objetivos, el compromiso que adquiero contándolo me pesa demasiado e interfiere en su desarrollo, no obstante si estoy muy motivada en conseguir esos objetivos, porque me hacen mucha ilusión o porque son importantes para mí, termino contándolos a personas cercanas.

  14. Melquisedec dice

    Estoy deacuerdo con ambos,aveces la diferencia está en los factores externos y en el tiempo que hay en medio para cambiar de posibilidad,si quiero el carnet de moto y estoy seguro de sacarmelo en dos meses lo cuento a mis amigos,pero si quiero estudiar una carrera el año que viene o apuntarme despues de curso en alguna actividad en concreto,al no tener la seguridad de que mi vida y emociones continuarán igual,prefiero esperar a cumplirlo o a estar más cerca del proceso controlable.

  15. Ana dice

    Yo creo que en el primer caso, lo que genera que otros sepan no compromete en miras de motivación sino en la presión de amor propio de no ser criticado por no conseguirlo….pero, es mi humilde opinión. Con esto no digo que contarlos es malo, lo mejor es que contándolo o no, mantengamos motivación intrínseca y evitemos dejarnos influenciar …..
    Saludos!

  16. Lupe dice

    Supongo que casi todos tendremos ambas experiencias, aunque queda una cuestión que también es importante y decisiva: elegir bien a quién le cuentas qué, porque te podrán animar o como bien decías desmotivar. A veces la decisión de contar o no contar algo importante está influida por no tener a alguien que realmente comprenda nuestra decisión. Si juzgásemos menos y nos dedicásemos más a empatizar…

  17. sofia dice

    me gusto el articulo.. sin embargo me gustaría no estar con la intriga de saber si contar o no mis objetivos me llevara finalmente a cumplirlos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *