6 consejos efectivos para conseguir todas tus metas

conseguir tus metas

La mayoría de la gente no se para a pensar cómo es posible que alguien lleve a cabo tal o cual objetivo, solo observan el resultado y se quedan ahí.

Pocos reflexionan sobre cuáles han sido los factores que han llevado a alguien a realizar tamaña proeza. Cuando echamos un ojo desde una posición más cercana al proceso de llegar exitosamente a una meta, en lugar de mirar con lupa solamente el resultado, vemos que hay muchos puntos en común entre aquellas personas que consiguen sus objetivos:

1. Elección de una meta adecuada

Parece que las personas más inteligentes no son las que son capaces de resolver los problemas más difíciles, si no las que escogen los problemas que resultan de dificultad media para ellos.

Si nos empeñamos en resolver las tareas que nadie ha podido jamás resolver, es más probable que lo dejemos por imposible antes de alcanzar el objetivo.

Si en cambio decidimos realizar tareas que nos resultan demasiado fáciles, nos desmotivaremos.

También es de vital importancia que disfrutemos con la tarea que nos hemos propuesto. Todos los que triunfan y llegan a sus objetivos da la casualidad de que disfrutan con lo que hacen. Este parece ser un requisito importante para la consecución de objetivos.

2. Planificar adecuadamente cómo llegar a la meta

Tan importante es elegir una meta adecuada como el camino más adecuado para llegar a ella. No solo el camino, o la tarea diaria de recorrerlo debe gustarnos, si no que ese camino a recorrer debe llevarnos a la meta que hemos elegido.

La habilidad de planificar efectivamente requiere meditación y practica. Sí, práctica, porque al contrario de lo que muchos psicólogos claman, la inteligencia también se puede practicar y mejorar.

La planificación en la resolución de problemas es una parte importante de la inteligencia y se puede mejorar aprendiendo estrategias de resolución de problemas.

3. Perseverancia y constancia

Si te gusta lo que haces y estás seguro de que la meta a conseguir es lo que realmente quieres y puedes llegar hasta ella, entonces perseverar en tu tarea es el requisito siguiente.

Una constante disciplina en la tarea se hace un requisito indispensable, que además es otro punto en común que tienen los que triunfan en la consecución de sus metas.

La perseverancia y la constancia no se dejan ver como una virtud cuando todo va bien, estamos descansados y no nos cuesta ponernos a la tarea, si no cuando las dudas nos asaltan, estamos cansados o cuando las dificultades parecen multiplicarse.

Es en esta última situación cuando la perseverancia es más importante para la consecución de nuestras metas. Este punto es lo que suele marcar la diferencia. Cada persona que ha conseguido sus metas, analizada más de cerca, es una persona que ha perseverado en el camino durante más o menos tiempo. Si abandonas, es seguro que no llegarás.

4. Be water, my friend

Esta famosa palabra de Bruce Lee está llena de significado, no solo para las artes marciales, sino también para la consecución de nuestros objetivos.

Si lo que hemos planificado en un principio no sirve, no debemos tener miedo de cambiarlo por algo que sí sirva. Las circunstancias del mundo real son cambiantes y así deben ser nuestros planes e incluso nuestros objetivos.

Deberíamos tener un grado alto de flexibilidad, no tener miedo de aceptar nuestros errores y rectificar o modificar nuestro criterio si fuera necesario. “Rectificar es de sabios”, y de gente que consigue sus objetivos, es lo que añadiría a este otro proverbio.

5. El poder del día a día

Si tenemos metas que no se consiguen dentro del margen de dos o tres días, este es un factor muy importante. “El diablo está en los detalles”, lo cual quiere decir que poco a poco se llega a la meta, día tras día. Y esto está muy relacionado con la constancia, la cual se construye día a día.

De nada sirve ponerse un día mucho y después dejarlo durante semanas. Esto último también se relaciona con la planificación: tan importante es la macroplanificación como la microplanificación o planificación del día a día.

La disciplina es un activo estrella dentro de los que triunfan en la consecución de sus objetivos y ésta se cultiva y se entrena día a día.

6. Resistencia a la frustración

Caerte es normal cuando caminas, o al menos es algo que puede pasar. Lo importante es levantarte y seguir. Los escollos en el camino deberían ser vistos positivamente para no perder la motivación en la tarea.

Cada uno se puede construir la “película” que desee en esta dirección: por ejemplo podrías ver los obstáculos en el camino como desafíos a superar.

La verdad es que estamos hechos para resolver problemas, planificar, ejecutar lo planificado y llegar a metas. Esto es lo que la naturaleza nos ha regalado a través de la Historia Evolutiva de las Especies.

La cuestión estriba en la convicción de que estas capacidades se pueden mejorar y de que no son estáticas.

Una mejoría en la capacidad de llegar a metas pode suponer mayor posibilidad de consecución de nuestras metas, aunque no debemos desdeñar factores como la suerte, para quien crea en ella.

Photo Credit: Mujer consiguiendo metas via Shutterstock

The following two tabs change content below.
Raúl Rica
Licenciado en Psicología por la UNED y estudiante de Sociología, Técnico en Telecomunicaciones Informáticas de profesión, amante de la escritura, los idiomas y la psique humana.
Raúl Rica

Últimos posts de Raúl Rica (Ver todos)

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *